Logo del sitio

Sensores, móviles conectados, bombas de insulina... cómo la tecnología puede ayudar a las personas con diabetes

  • El día 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la diabetes, una enfermedad que padecen el 14% de los españoles.
  • Las nuevas tecnologías facilitan el manejo y la adherencia de los tratamientos de las personas con diabetes.
Bomba de insulina
Bomba de insulina
FEDE

El día 14 de noviembre tiene lugar el Día Mundial de la diabetes, una de las enfermedades crónicas más frecuentes que, según datos de la OMS y de la Federación Internacional de Diabetes (FID), afecta a 425 millones de personas en el mundo. En España esa cifra asciende a unos seis millones de personas (el 14% de la población), muchas de ellas sin diagnosticar.

En el manejo y tratamiento de la diabetes, hay dos pilares clave: los tratamientos y la monitorización, que, en muchos casos, sobre todo los de diabetes tipo 1, tiene que ser constante. Para que este manejo sea correcto, los pacientes tienen que estar muy implicados, y tienen que tener una gran adherencia, algo que no sucede en muchos casos. Las nuevas tecnologías, que facilitan tanto el tratamiento como la monitorización de la enfermedad como los tratamientos, como afirman desde la Federación Española de Diabetes (FEDE), ayudan a incrementar esa adherencia, porque “el empoderamiento del paciente y las nuevas tecnologías, vinculadas mediante la educación, es lo que puede cambiar el futuro de las personas con diabetes. Las nuevas tecnologías, como los sistemas de monitorización en líquido intersticial, no solo facilitan saber lo que está pasando, sino que nos capacitan para actuar en previsión de lo que va a suceder”, afirman.

Aunque estas nuevas tecnologías están llegando de manera lenta y desigual a los pacientes con diabetes en España, veamos algunas de las tecnologías que están cambiando la vida de los pacientes con diabetes.

Sensores de monitorización continua de glucosa (cgm)

Estos sistemas permiten, mediante un sensor insertado bajo la piel, la monitorización continua de la glucemia. Este sensor recoge valores de glucemia cada 10 segundos más o menos y la señal generada se recoge en un monitor externo. Esto permite ahorrarse muchos pinchazos y permite ver, en tiempo real, cómo reacciona el organismo de las personas con diabetes cuando come o hace ejercicio y advierte y alertan de hipoglucemias e hiperglucemias antes de que den síntomas o si se producen durante la noche… Además, guarda los datos para ver la evolución del paciente. Este tipo de monitorización es cada vez más precisa y fiable y permite ajustar el tratamiento con mayor eficacia.

Sensores ‘Freestyle’ o flash

Al igual que los sensores de monitorización continua, se trata de un sistema que ayuda a monitorizar la diabetes de manera frecuente reduciendo mucho el número de pinchazos. Para conocer los niveles de glucemia, los pacientes de diabetes solo tienen que escanear el lector sobre el sensor y, en menos de un segundo, se obtiene el resultado de glucosa, así como un historial con la tendencia de hacia dónde va la glucosa: si estamos subiendo o si al revés estamos bajando. Es más asequible que los anteriores, pero no permite leer el azúcar en tiempo real ni tiene alarmas para avisar en caso de bajadas o subidas de azúcar inesperadas, aunque esta tecnología mejora continuamente,

Tanto en el caso de los de monitorización constante como en los flash, los datos se almacenan y se pueden descargar en aplicaciones a las que tienen acceso los profesionales sanitarios.

Bombas de insulina inteligentes

Las bombas de insulina o bombas de infusión no son algo nuevo, pues hace años que existen dispositivos que inyectan insulina de manera automática. La novedad de estas bombas de insulina inteligentes es que adaptan la cantidad de insulina para que el paciente reciba la dosis exacta que necesita en cada momento, pues además de inyectar, monitorean y, a través de un sistema una serie de algoritmos, saben perfectamente lo que tienen que hacer en cada momento, anticipándose a hipoglucemias o hiperglucemias no sintomáticas.

Esas bombas son, además, cada vez más pequeñas, discretas y muchas ya no precisan catéter, sino que ‘inyectan’ la insulina mediante un parque.

Apps para móviles

Cada vez son más los dispositivos, como los anteriores, que tienen la posibilidad de conectarse a través de una app al móvil o al ordenador. Pero, además, existen una serie de aplicaciones que facilitan a las personas con diabetes el manejo de su enfermedad. Estas apps suelen cumplir múltiples objetivos, desde supervisar y monitorizar el nivel de glucosa, hasta informar de los niveles de azúcares de los distintos alimentos que se ingieren.

Existen muchas, pero estas son algunas de las más recomendadas:

•Social Diabetes. En esta app, los pacientes pueden crear su propio diario digital en el que registran su dieta, los niveles de glucosa y la insulina que se administran. Crea estadísticas y permite saber las posibilidades de tener una hipoglucemia. También permite comunicarse con otros usuarios.

•GluQUO. Además de registro diario, recomienda qué cantidad de insulina debe administrarse el paciente.

•myDiabeticAlert. Esta app está dirigida a los cuidadores de personas con diabetes, por lo que debe estar descargada tanto en su smartphone como en el del paciente. Ademá de monitorizar, planifica menús personalizados y recomienda actividad física a cada paciente.

•FEDEdiabetes. Es la app gratuita de Federación Española de Diabetes (FEDE) y es totalmente gratuita y cuenta con un diario para poder incluir información sobre la medicación y los valores de glucemia y actúa como una agenda con recordatoris de citas médicas, medicación…El único inconveniente es que solo estádisponible para iOS.

Otras aplicaciones son One Drop, mySugr, Diabetes: M o OneTouch Reveal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento