Logo del sitio

Qué es el cáncer de mama triple negativo y qué tratamientos existen

  • El cáncer de mama metastásico representa entre el 15 y el 20 % de los tumores de mama y es el de peor pronóstico.
Cáncer de mama
Cáncer de mama
Henar de Pedro

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres, pues, solo en España se diagnostican unos 34 mil nuevos casos cada año, un 30% de los tumores diagnosticados en mujeres. En los últimos años, gracias al diagnóstico precoz y a los avances terapéuticos, este tipo de cáncer tiene muy bien pronóstico. Sin embargo, hay un tipo de cáncer de mama para el que todavía no se ha conseguido una diana terapéutica eficaz. Se trata del cáncer de mama tripe negativo, que suponen alrededor del 15% de los tumores de mama.

¿Qué significa tener un cáncer de mama triple negativo?

El cáncer de mama triple negativo es el menos común de los tumores de mama, pero también el de peor pronóstico. Y esto sucede porque es un tipo de tumor que no responde a los tratamientos que sí son eficaces para otros subtipos, como el luminal A y B -los más comunes- o el HER2 enriquecido.

Para los tumores A, B y Hers2 existen distintas dianas terapéuticas porque contienen receptores que los hacen sensibles a esos tratamientos, como receptores hormonales (de estrógeno o progesterona) o receptores de la de la proteína HER2. En el cáncer de mama triple negativo el tumor no contiene ninguno de estos receptores, por eso las dianas terapéuticas se reducen mucho.

En cuanto a los síntomas que producen, son los mismos que en resto de tumores (bultos, cambios en las mamas, dolor, secreción, descamación…), aunque, por ejemplo, se sabe que es más común en mujeres jóvenes que los anteriores y en las que tienen la mutación BRCA1. Solo al analizar las células del tumor mediante una biopsia podremos saber que se trata de un triple negativo. (poner aquí este destacado.

¿Cómo se trata?

Puesto que este tipo de tumores no responder a algunas terapias, los tratamientos que suelen utilizarse en el cáncer de mama triple negativo son los más clásicos:

Cirugía. Se utiliza para extirpar el tumor. Puede extraerse solo el tumor (tumorectomía mamaria) o la mastectomía, que consiste en extirpar la mama entera y los ganglios linfáticos cercanos si están afectados.

Quimioterapia. Este tipo de cáncer suele responder bien a la quimioterapia, pero el efecto puede durar poco tiempo, pues las probabilidades de recaídas son altas.

Radioterapia: Al igual que en el resto de tumores, suele utilizarse para minimizar el riesgo de recaída.

Inmunoterapia: Desde hace algún tiempo, también ha empezado a usarse la inmunoterapia en este tipo de tumores junto con los tratamientos de quimioterapia, sobre todo en caso de recaídas. En España está disponible desde finales de 2021 Tecentriq® (atezolizumab), un fármaco indicado para este tipo de cáncer y para el cáncer de pulmón que aumenta la esperanza de vida de algunas de las pacientes, como indica el informe de la Agencia Española de Medicamentos y productos sanitarios.

Esperanzadoras noticias

En los últimos años se está avanzando en la investigación de este tipo de cáncer, que puede desembocar en nuevos tratamientos efectivos en el futuro. De hecho, según datos presentados en el último Congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO), este tipo de cáncer es en el que se están experimentado. Por ejemplo, Omomyc, un fármaco que ha demostrado su eficacia en el cáncer de ama tripe negativo con metástasis, aunque de momento solo en modelos animales, y cuyos ensayos está llevando a cabo un grupo de científicos españoles. También se están llevando a cabo ensayos clínicos con Olaparib, un tratamiento que reduce del riesgo de recaída del cáncer del 42% si se diagnostica de manera precoz.

Aunque todavía queda un gran camino por recorrer, estos avances demuestran que estamos más cerca de poder tratar más eficazmente el temido cáncer de mama triple negativo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento