Logo del sitio

Qué es la adenomiosis: consecuencias en la menstruación y tratamiento

  • La adenomiosis puede provocar que el útero duplique o triplique su tamaño.
  • Cuando llega la menopausia, los síntomas desaparecen.
  • Tener muchos hijos es un factor de riesgo. 
Adenomiosis
La adenomiosis suele afectar a mujeres entre 40 y 50 años.
GTRESONLINE

La endometriosis es un concepto que ya todos conocemos, pues se ha hablado mucho sobre él. Pero ¿qué ocurre con la adenomiosis? No es un término que conozcamos demasiado y, sin embargo, se trata de un trastorno bastante frecuente. No obstante, su incidencia todavía es motivo de discusión.

Contrariamente a la endometriosis, la adenomiosis se caracteriza porque el tejido que recubre el útero se desarrolla en la pared muscular del mismo. Mientras que en la endometriosis ese tejido crece fuera del útero, en la adenomiosis no sucede esto. El tejido, en este caso, puede aumentar el tamaño del útero, duplicándolo o incluso triplicándolo, tal y como menciona el Manual MSD.

Es muy importante que se hagan las pruebas oportunas al manifestar síntomas para no confundir la adenomiosis con la endometriosis. La manera de afrontar este trastorno, así como los tratamientos que se recomendarán puede que sean diferentes. Quizás lo que sirve para la endometriosis no sea efectivo.

¿Qué síntomas suele provocar la adenomiosis?

El primero de los síntomas de la adenomiosis es el dolor intenso cuando llega la menstruación. También es habitual que aparezca el sangrado abundante y dolores en el momento de mantener relaciones sexuales. Todo esto coincide con los síntomas de la endometriosis, por eso se considera a la adenomiosis una variante de la misma. Porque son parecidas, pero no iguales.

El Manual MSD advierte de que también puede darse un dolor pélvico crónico que termine condicionando la vida de las pacientes. También deja claro que "los síntomas de la adenomiosis suelen resolverse después de la menopausia". Esto es debido a que su afectación está entre los 40 y los 50 años de edad y es que los embarazos, sobre todo si son numerosos, aumentan los riesgos.

Diagnóstico y tratamientos de la adenomiosis

No es nada fácil diagnosticar la adenomiosis, ya que el artículo anterior nos explica que "un 35% de afectación es asintomática". Por eso, hay que atender a sus síntomas y hacer todas las pruebas oportunas con una ecografía y una Resonancia Magnética. Así se podrá confirmar el diagnóstico.

Tras este, conviene empezar con un tratamiento similar al de la endometriosis, uno hormonal que se base en la toma de anticonceptivos. Pero el Manual MSD deja claro que este no suele ser exitoso, sin embargo, la colocación de un DIU de levonorgestrel sí puede ser eficaz para reducir el sangrado y controlar el dolor.

No obstante, el tratamiento más eficaz suele ser la histerectomía, es decir, la extirpación del útero. Al tratarse de mujeres que están entre los 40 y los 50 años esta es una opción muy socorrida, ya que se termina con el problema que puede estar atormentando a estas mujeres siempre que menstrúan.

La adenomiosis también afecta a mujeres jóvenes, aunque es menos habitual. El dolor intenso en el abdomen acompañado de vómitos, estreñimiento y calificado por pacientes como "peores que un parto" son síntomas indiscutibles de que algo no va bien. Ante esto, no hay que esperar para acudir al médico porque la adenomiosis tiene tratamiento y mejora, indiscutiblemente, la calidad de vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento