Logo del sitio

Descubrimientos que cambiaron la historia de la medicina: la insulina

Las personas con diabetes tipo 1 necesitan suministrarse insulina.
Las personas con diabetes tipo 1 necesitan suministrarse insulina.
GTRESONLINE

La insulina es una hormona que libera nuestro páncreas cuando se detecta glucosa en la sangre. Su cometido es gestionar adecuadamente la glucosa para que el organismo la pueda usar como fuente de energía. Sin embargo, a veces surgen problemas que pueden provocar hiperglucemia o hipoglucemia. No obstante, nada de esto se conocía hasta el verano de 1921.

La insulina se descubrió en Toronto

Debemos situar el descubrimiento de la insulina en un caluroso verano en la Universidad de Toronto. A pesar de que desde finales del siglo XIX hubo varias investigaciones centradas en detectar esta hormona, solamente los investigadores Frederick Banting y Charles Best lo lograron. Después de muchas pruebas y errores, e investigaciones, consiguieron descubrir la insulina.

Lo más curioso es que si bien Charles Best se encontraba estudiando medicina, Frederick Banting era un ortopedista cuya insistencia y tenacidad fueron de gran ayuda para poder llegar a uno de los descubrimientos más importantes de la historia. Sin embargo, convencer a todos del hallazgo no fue sencillo y Frederick Banting tuvo que acudir a John James Rickard Macleod.

Se realizaron experimentos con perros

John James Rickard Macleod era jefe de fisiología de la Universidad de Toronto y a Banting le costó bastante convencerlo. Por lo tanto, lo que este le pidió fueron pruebas. Para ello, se realizaron experimentos con perros. Hay que decir que 7 de los 10 primeros perros fallecieron y que, después, se usaron perros callejeros. En total fueron unos 72 perros que permitieron documentar los resultados.

El descubrimiento de la insulina quizás no hubiera tenido un buen final si no hubiera sido por la ayuda de Macleod. Además, posteriormente Macleod decidió que todo el departamento que estaba a su cargo se dedicara por entero a investigar más sobre la insulina. Una posible cura que se alzaba contra una enfermedad como la diabetes que se conocía desde la antigüedad.

El primer niño diabético en tratarse

En 1922 Leonard Thompson fue el primer niño en recibir un adecuado tratamiento para su diabetes severa. Apenas tenía 14 años y lo que se le aplicó fue una inyección de extracto pancreático vacuno. La hormona provenía siempre de purificaciones de páncreas de animales. No obstante, esto fue cambiando a medida que pasaron los años y se fueron realizando más estudios.

En el año 1936 se combinó la insulina con protamina y zinc que llegó a comercializarse con un alto éxito. Posteriormente, en 1955, comenzaron a darse pasos para el desarrollo de la insulina sintética. Las bombas de insulina aparecieron en 1963 y la insulina subcutánea en 1970. Las jeringas iniciales se sustituyeron ya en 1983 por las conocidas como plumas de insulina.

En España hay 5,3 millones de personas diagnosticadas

A pesar del descubrimiento de la insulina, la diabetes continúa siendo un problema actual. Unas 5,3 millones de personas, según la Fundación para la Diabetes, han sido diagnosticadas solo en nuestro país. Asimismo, la más prevalente es la de tipo 2 que aunque por regla general no suele requerir inyecciones de insulina, en algunos casos estas son necesarias. 

La diabetes es un problema no exento de riesgos. Un aumento del azúcar en sangre anormal puede dañar los ojos, los riñones, incluso los vasos sanguíneos. En algunos casos, puede llevar hasta la muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta sobre ello: "en 2019, la diabetes fue la novena causa más importante de muerte: según los cálculos, 1,5 millones de defunciones fueron consecuencia directa de esta afección". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento