Evitar el humo, utilizar humidificadores y otras maneras de prevenir la sinusitis: qué es y cuáles son sus síntomas

La sinusitis se divide en dos tipos: aguda y crónica.
La sinusitis se puede clasificar en aguda, subaguda o crónica según el tiempo de duración.
BruceBlaus / WIKIPEDIA

Se denomina sinusitis a la inflamación de la mucosa que recubre los senos nasales, y según su tiempo de evolución puede ser aguda, subaguda o crónica. Cuando su duración es menor a tres semanas se trata de una sinusitis aguda, cuando es de entre tres semanas y tres meses se trata de una sinusitis subaguda, y si dura más de tres meses nos encontramos ante una sinusitis crónica. 

La sinusitis habitualmente es causada por virus, hongos o bacterias. Cuando en las aperturas paranasales se acumula demasiado moco, puede provocar el crecimiento de bacterias y otros microorganismos 

Entre los síntomas más habituales de la sinusitis se encuentran el dolor facial alrededor de los ojos, nariz, frente y pómulos, secreción espesa de la nariz y de la garganta, obstrucción nasal y dificultad para respirar o inflamación nasal. Pueden aparecer otros síntomas menos frecuentes como dolor de oído o de mandíbula, dolor de garganta, tos, fatiga o mal aliento. 

Cómo prevenir la sinusitis

La mejor manera de prevenir la sinusitis es prevenir gripes y resfriados, y en caso de padecerlos, tratarlos a tiempo, aunque existen otras maneras de evitar esta afección como lavándose las manos frecuentemente, utilizar humidificadores para aumentar la humedad de la nariz o evitar el estrés además de evitar el humo y la contaminación. 

Existen factores de riesgo a la hora de desarrollar una sinusitis, como padecer rinitis alérgica, fibrosis quística u enfermedades que impiden que los cilios trabajen adecuadamente, el tabaquismo, un sistema inmunitario debilitado o cambios bruscos de altitud, como volar o bucear. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento