Logo del sitio

Los antivirales existentes para tratar la viruela del mono: eficacia y estudios que los avalan

Actualmente, no hay tratamiento específicos para la viruela del mono.
La vacuna para la viruela y algunos antivirales pueden ayudar a controlar la viruela del mono.
MasterTux/PIXABAY

La viruela del mono se ha hecho eco estos días en la prensa y es que después de lo que pasamos con la Covid-19 no tenemos ganas de que haya más malas noticias. A pesar de que no hay un tratamiento específico para esta enfermedad causada por ortopoxvirus, sí hay estudios que indican que algunos antivirales podrían ayudar a controlar los brotes.

En Reino Unido, por ejemplo, se han empezado a utilizar dos: Cidofovir y Tecovirimat. De hecho, en la propia web de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido se expone que "la vacuna contra la viruela, el cidofovir y el tecovirimat se pueden usar para controlar los brotes de viruela del mono". Pero ¿qué es lo que dicen las investigaciones?

Cidofovir

El artículo The Disease Ecology, Epidemiology, Clinical Manifestations, Management, Prevention, and Control of Increasing Human Infections with Animal Orthopoxviruses explicaba en 2021 que cidofovir demostraba "su eficacia en la profilaxis posterior a la exposición de la viruela del simio en monos". Datos obtenidos solo de estudios in vitro y en animales.

No obstante, desde los CDC advierten de que "se desconoce si una persona con infección grave por viruela del simio se beneficiará o no del tratamiento". De hecho, el propio artículo mencionado apuntaba que los CDC había advertido que cidofovir solo se utilizase en aquellos casos en los que la vida corría peligro. Puede haberlos en la actualidad.

Como este antiviral no se sabe qué efectos tendrá en el momento de utilizarlo para combatir la viruela del simio, habrá que esperar a realizar un muestreo ante las primeras dosis aplicadas en humanos. Esto revelará si realmente es eficaz o si hay que optar por tecovirimat, otro de los antivirales que se han empezado a usar también en Reino Unido.

Tecovirimat

En un artículo de Science Direct se menciona el antiviral tecovirimat como uno en los que sí se hicieron ensayos en humanos para probar su eficacia frente al ortopoxvirus. Aunque la muestra fue pequeña, 451 voluntarios, no se identificaron problemas en su uso. Los efectos secundarios eran mínimos, por los que su utilización se determinó segura.

Sin embargo, esto deja un frente abierto porque si bien tecovirimat ha demostrado tener una eficacia de 95% frente a los ortopoxvirus, como se explica en el artículo, esto en humanos no se ha podido probar, ya que en el muestreo todos estaban sanos. Por tanto, de igual forma que con el antiviral cidofovir habrá que esperar para ver qué resultados arroja su uso en humanos infectados con este tipo de viruela.

Vacunarse contra la viruela ¿es una buena idea?

A pesar de estos antivirales que todavía pueden generar algunas dudas, aunque las expectativas que se tienen son bastante buenas, vacunarse contra la viruela es una recomendación que la propia OMS ha dado. En su web explica que "la vacunación previa contra la viruela puede resultar en una enfermedad más leve" con una tasa de prevención del 85%.

Por eso, en grupos de riesgo se está sopesando la aplicación de esta vacuna en el caso de que la viruela de mono en España empiece a extenderse. Sin embargo, debido a que esta enfermedad no ha sido un problema desde hace años en nuestro país, pues la vacunación masiva consiguió erradicarla en el año 1980 según el Ministerio de Sanidad, no hay demasiadas vacunas disponibles. 

Por el momento, todavía hay que esperar para ver cómo evoluciona la viruela del mono, pues aunque todo apunta a que la enfermedad está localizada en Madrid y Canarias, quizás empiece a diseminarse y haya que tomar medidas. La OMS avisa de que "en los últimos tiempos, la tasa de letalidad ha estado alrededor del 3-6%" con una mayor afectación en niños pequeños. Por tanto, hay que estar tranquilos pero sin bajar la guardia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento