¿Qué son los Sistemas Aumentativos y Alternativos de la Comunicación? ¿Qué tipos existen? ¿A qué personas pueden ayudar?

  • El objetivo de estos Sistemas Aumentativos y Alternativos de comunicación es que las personas con dificultades para comunicarse de manera oral puedan compensar estas dificultades a través de códigos no vocales.
Pictogramas en un aula de un colegio de Educación Especial.
Pictogramas en un aula de un colegio de Educación Especial.
ELENA BUENAVISTA

La comunicación y el lenguaje con esenciales para cualquier ser humano. Gracias a ellos entendemos la realidad, nos relacionamos con el resto de las personas, socializamos, aprendemos… Por este motivo, cuando el lenguaje falla, especialmente si falla el lenguaje oral, con el que nos comunicamos con los otros cuando estamos cerca, perdemos parte de lo que necesitamos para desarrollarnos como personas.

Con el objetivo de compensar o rehabilitar la comunicación cuando existen dificultadores para la comunicación oral, nacieron los Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC), que ayudan, apoyan e incluso sustituyen al lenguaje oral cuando determinadas personas tienen dificultades para expresarse.

¿Qué son y para qué sirven los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC)?

Los SAAC son, según indica ARASAAC (Centro Aragonés para la Comunicación Aumentativa y Alternativa) en su web, “formas de expresarse distintas al lenguaje hablado y que tienen que objetivo aumentar (aumentativo) y/o compensar (alternativo) las dificultades de comunicación y el lenguaje de muchas personas con dificultades en esta área”.

El objetivo de estos SAAC es que las personas con dificultades para comunicarse de manera oral, ya sea de forma permanente o temporal, puedan compensar estas dificultades mediante la enseñanza de estructuras de códigos no vocales, que les permitan establecer o ampliar las posibilidades de comunicación. Esto contribuye de manera significativa, ya no solo a mejorar su capacidad de comunicación, también a su socialización, autonomía personal e incluso a su autoestima y a su bienestar en general, pues también contribuyen a reducir la frustración y la ansiedad.

El uso de estos sistemas no es incompatible, sino complementario al lenguaje oral natural y no inhibe ni interfiere ni en el desarrollo ni en la recuperación de este, por lo que se puede usar sin temor mientras se adquiere o rehabilita el lenguaje.

¿A quiénes ayudan los SAAC?

Los SAAC son instrumentos de intervención educativa y logopédica de los que pueden beneficiarse muchas personas con dificultades de comunicación. Son especialmente útiles en la atención temprana, mientras el niño va adquiriendo el lenguaje, pero también son aplicables a todo tipo de personas con alteraciones diversas de comunicación y/o lenguaje, como parálisis cerebral (PC), la discapacidad intelectual, el trastorno del espectro autista (TEA), las enfermedades neurológicas como ELA, la esclerosis múltiple o párkinson, las distrofias musculares, los traumatismos cráneo-encefálicos… Además, también puede ser de utilidad para niños con dificultades de aprendizaje, para alumnos extranjeros que aún no dominan el idioma, e incluso personas en el ámbito sanitario o situaciones de emergencia.

¿Qué sistemas y recursos de SAAC existen?

La Comunicación Aumentativa y Alternativa incluye sistemas de símbolos gráficos (fotografías, dibujos, pictogramas, palabras, letras…) y gestuales (mímica, gestos, lenguaje de signos…), y todos ellos deben estar adaptados y gradados en función de las necesidades y habilidades de las personas que las vayan a utilizar.

•Gestuales. Este sistema abarca desde la mímica hasta la clásica lengua de signos que utilizan las personas con discapacidad auditiva. En este caso, se suele utilizar lo que se conoce como bimodal o signado, es decir, el uso de signos manuales, correspondiente a cada palabra -o letra- acompañados del lenguaje oral. O sea, decir la palabra a la vez que se signa. Este tipo de apoyo requiere que la persona tenga las capacidades motrices suficientes.

•Sistemas gráficos. Abarcan desde sistemas muy sencillos basados en dibujos o fotografías hasta sistemas progresivamente más complejos y abstractos, como letras, flechas, símbolos internacionales… Además de ser usados por personas con discapacidad intelectual o TEA, los usan también personas con discapacidades motoras incluso de extrema gravedad.

•Sistema pictográfico. Los pictogramas son imágenes -a veces acompañadas de palabras- que representan acciones, espacios, personas, emociones u objetos a los que nos referimos o queremos comunicar. Se utilizan para indicar lugares, actividades, como anticipadores de situaciones y reguladores de conductas, por eso es un sistema muy utilizado para facilitar la comunicación con las personas con trastorno del espectro autista (TEA). También son muy útiles para personas no alfabetizadas y permite adaptarse a distintos niveles tanto de comunicación como de cognición. En la página web de ARASAAC puede encontrase un amplio catálogo de pictogramas con todo tipo de material para descargarlo y utilizarlo de manera gratuita.

Ejemplo de la utilización de los pictogramas para anticipación de rutinas a personas con autismo.
Ejemplo de la utilización de los pictogramas para anticipación de rutinas a personas con autismo.
Cedida

Los sistemas gráficos y pictográficos se integran perfectamente en el sistema de comunicación por intercambio de imágenes (PECS), un proceso de aprendizaje que consta de varias fases: comienza con el intercambio de una imagen por el objeto para progresivamente distinguir entre imágenes y símbolos y a utilizarlos para formar oraciones.

Productos de apoyo para los SAAC

Para llevar a cabo estos sistemas alternativos de comunicación, en especial los gráficos, se necesitan productos de apoyo, que pueden ser desde los más básicos, hasta los más tecnológicos. Algunos ejemplos serían:

•Tableros o paneles, en los que se insertan las imágenes, pictogramas, símbolos… que la persona indicará, quitará, podrá… para comunicarse. En personas con autismo, por ejemplo, se utilizan mucho para anticipar, marcar rutinas, etc.

•Libros de comunicación. Cuando los símbolos, imágenes, letras… se distribuyen en varias páginas que la personas va pasando, manipulando…

Tablets y ordenadores. Son algunos de los recursos más utilizados hoy en día debido a la facilidad de uso, especialmente los tablets, que son táctiles. En ellos se pueden instalar todo tipo de programas o softwares adaptados a prácticamente cualquier nivel de discapacidad intelectual o motora.

•Dispositivos específicos, como los comunicadores de habla artificial de fácil manejo que se adaptan muy bien a las personas con movilidad reducida.

La persona afectada por problemas de comunicación, en función de sus capacidades, podrá seleccionar las imágenes apuntado, señalando, moviendo, seleccionando con el ratón, la nariz… e incluso hay dispositivos adaptados para personas con una movilidad muy reducida que seleccionan imágenes o símbolos son los ojos. Gracias a las diferentes estrategias y productos de apoyo, por muy restringida que esté la movilidad de una persona o sea cual sea su capacidad intelectual, casi siempre será posible mejorar su comunicación, su capacidad de aprendizaje y, por tanto, su calidad de vida. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento