Primer trimestre de embarazo: qué hacer en la semana 10 de embarazo

  • Es el momento de comprar ropa de embarazada. Consumir alimentos integrales evitará el estreñimiento.
La ropa de embarazada se ajusta al cuerpo sin apretar.
La ropa de embarazada se ajusta al cuerpo sin apretar.
Staras/iStock

La semana 10 de embarazo le permitirá a las madres respirar mucho más tranquilas. Casi están llegando al final de ese periodo crítico en el que se puede producir un aborto inesperado. El vientre ya se empezará a notar y es habitual que comiencen a sentir al feto. Esto es muy emocionante, sin duda.

Es el momento de comprar ropa de embarazada

Como el vientre ya se empieza a notar, la semana 10 de embarazo es la idónea para empezar a comprar ropa nueva. Es importante sentirse cómoda y evitar pantalones ajustados y apretados que puedan causar molestias. Aunque las náuseas y vómitos empezarán a remitir, los gases o la retención de líquidos sí aparecen, por lo que usar ropa holgada es mucho mejor.

Con todo, no hay que olvidarse de la lencería, ya que el tamaño de los pechos aumenta en esta semana 10 de embarazo. Afortunadamente, hay sujetadores adaptados para mujeres embarazadas, no lactantes, que son tan cómodos como uno deportivo, pero especiales para esta semana de gestación. 

Conviene aumentar el consumo de alimentos integrales

Algo que sucede en la semana 10 de embarazo es que las mujeres gestantes pueden notar que van al baño con mucha menos frecuencia. Esto se debe a la progesterona, la hormona que se está liberando para que el útero se relaje y se expanda, ya que aunque todavía el feto es pequeño, este empezará a crecer.

Para prevenir los problemas que el estreñimiento pueda ocasionar, conviene incrementar el consumo de alimentos que sean integrales. Cambiar el arroz blanco por el arroz integral, desayunar copos de avena o empezar a comprar pan que, de verdad, sea integral será positivo. Aumentará la frecuencia de las deposiciones y esto prevendrá los molestos gases.

Se hace la prueba para detectar alteraciones en los cromosomas

Otra de las cosas que hay que hacer durante la semana 10 de embarazo es una prueba que va a detectar si el embrión tiene posibilidades de desarrollar alguna alteración cromosómica. Esto es especialmente importante en aquellos casos en los que en la familia de alguno de los padres haya habido casos de enfermedad degenerativa, Síndrome de Down o las trisonomías 13 y 18.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta prueba arroja un resultado basado en estadísticas, no en certezas. Será la amniocentesis la única prueba que puede asegurar al 100% que el feto no corre riesgo alguno de presentar alteraciones congénitas. Pero, esta prueba se hace a partir de la semana 15.

Se realiza un control del grupo sanguíneo

Un punto importante en esa semana 10 de embarazo es que en los controles se prestará atención al grupo sanguíneo de la madre, el Rh. Este hay que tenerlo presente para que cuando se produzca el parto, si el bebé no tiene la misma sangre, esto no cause problemas. Cuando hay incompatibilidad en este aspecto puede aparecer la ictericia, cuando el bebé se pone amarillo.

Se suele destacar que la semana 10 de embarazo es cuando las madres disfrutan más de su gestación. Las náuseas han disminuido, ya no se marean tanto y se encuentran bastante bien. Pero, hay que seguir haciendo ejercicio y cuidando la alimentación, ahora con un mayor número de productos integrales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento