Logo del sitio

¿Por qué se producen los desgarros perineales durante el parto?

Imagen de un parto.
Imagen de un parto.
UNSPLASH

El parto es un momento excepcionalmente delicado para el cuerpo de una mujer, en el que se somete a esfuerzos muy extremos que pueden incluso causar lesiones. Una de las posibles lesiones que pueden aparecer es el desgarro perineal o vaginal.

¿Qué es el desgarro perineal? ¿Por qué se produce?

El desgarro perineal es una lesión que se produce en el perineo, que es la zona que hay entre el ano y la parte posterior de la vulva. El desgarro puede variar ampliamente en gravedad; en los casos más leves, afecta únicamente a la piel; sin embargo, en los más graves, puede también implicar daño muscular que puede incluso afectar al esfínter anal.

Cuando tiene lugar durante el parto, el desgarro perineal puede ser consecuencia de dos problemas; uno es que la cabeza del bebé sea demasiado grande como para pasar por la abertura de la vagina y el otro es que la vagina, por algún motivo no pueda dilatarse lo suficiente como para permitir la salida del niño.

Sea como sea, hay que señalar que se trata de un problema relativamente común y que en la mayoría de casos su solución es relativamente sencilla. Por ejemplo, en los de primer grado a menudo ni siquiera es necesaria sutura.

¿Puede haber complicaciones? ¿Cómo se trata?

En las situaciones en las que el desgarro sea más complejo, puede requerir de soluciones algo más drásticas, como sutura o incluso intervenciones quirúrgicas para reconstruir la zona.

Incluso así, en los desgarros de tercer y cuatro grado (afortunadamente, menos frecuentes) pueden presentarse algunas complicaciones que se extiendan en por un período variable de tiempo. Las más comunes son ardor o escozor al miccionar, dolor al mantener relaciones sexuales, molestias al sentarse e incontinencia fecal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento