Marta Puig (Lyona): “No se visibiliza la infertilidad, es algo de lo que no se habla… y eso provoca mucha soledad”

  • Puig publica un libro ilustrado en el que narra su experiencia con la maternidad tardía y los procesos de reproducción asistida.
Marta Puig (Lyona) ha logrado quedarse embarazada tras varios ciclos de reproducción asistida.
Marta Puig (Lyona) ha logrado quedarse embarazada tras varios ciclos de reproducción asistida.
Noemí Elías

Marta Puig (Lyona, Barcelona, 1979) es realizadora e ilustradora. Responsable de más de 80 videoclips de grupos como Love of Lesbian, Sidonie, Lori Meyers o Amaral. En 2011 empezó a publicó libros ilustrado. El primero, el cuento Yo mataré monstruos por ti, y después títulos como Mis primeros Primeros Besos, Mr. Garabato, Endometriosis y Sex¡oh! El 21 de octubre publicó Madr¿eh?, un libro ilustrado en el que narra, en clave de humor, su experiencia con la infertilidad y los tratamientos de reproducción asistida a los que se ha sometido hasta lograr quedarse embarazada.

En este cómic cuentas tu aventura para poder ser madre. ¿Por qué te decidiste plasmarlo en un libro?

Porque cuando empecé con el tratamiento de fertilidad, aluciné con todo lo que no sabía. Toda la vida, el mensaje que no llega es ‘cuidado cuando tengas relaciones sexuales, que te quedarás embarazada’… Parece que es algo que ocurre de manera muy fácil, cuando en realidad no es así, sobre todo a partir de una edad. Yo no sabía, por ejemplo, que, en realidad, un óvulo tiene una vida útil de 24 horas y la ventana que tienes cada mes para quedarte embarazada no es tan amplia como creemos. Y, por otro lado, me di cuenta de que no se visibilizaba la infertilidad, que es algo que se lleva muy por dentro, que no se habla y que hay incluso personas que se avergüenzan de someterse a tratamientos de fertilidad porque se sienten como si no estuvieran completas. Y me propuse hablar de eso, porque a mí me hubiese gustado tener un libro que me acompañara durante este proceso que me ayudara a sentirme menos sola. Porque es un proceso que, aunque tengas gente alrededor, se vive con mucha soledad y provoca mucho desgaste, tanto a nivel emocional como físico. Cuesta que le gente lo entienda.

En el cómic se plantean varios temas interesantes: los motivos por lo que retrasa la maternidad, el tabú de la infertilidad, el desconocimiento que tienen las mujeres de su propio cuerpo… ¿Qué tema quieres que destaque más?

Todos los que comentas son importantes, pero el tema del retraso de la maternidad es interesante. Las mujeres hoy en día queremos tener un buen trabajo, éxito profesional… pero también queremos ser madres, y no se nos facilita, pues todavía hay entrevistas de trabajo en las que nos preguntan si queremos ser madres. Al final, lo vamos dejando, en mi caso, por ejemplo, porque pensaba que si me quedaba embarazada no me iban a llamar más. Das prioridad a otras cosas, y cuando puedes e intentas ser madre, ya no lo tienes tan fácil. Cuando tienes la edad perfecta para ser madre, no tienes las facilidades y medios para serlo, por parte de las empresas, los gobiernos, etc. Y luego, puede que sea demasiado tarde.

“Nos inculcan el miedo a quedarnos embarazadas, y no a lo contrario, a no quedarte embarazada. Y cuando quieres ser madre, te das cuenta de que no es tan fácil”

Ser madres es, a veces, una carrera de obstáculos de los que muchas mujeres no son conscientes. Tú misma afirmas que ‘Nunca pensé que no podría quedarme embaraza’. ¿Por qué crees que ocurre?

Por lo que te comentaba al principio, porque nos inculcan el miedo a quedarnos embarazadas, y no el contrario, a no quedarte embarazada. Y cuando quieres ser madre, te das cuenta de que en realidad no es tan fácil. Tenemos un desconocimiento de nuestro cuerpo y del ciclo menstrual y de nuestro sistema reproductivo increíble. A los 40 años me enteré de cómo funcionan las cosas… ¿Cómo no nos lo explican antes? Así podríamos tomar decisiones cuando aún no sea tarde.

Aunque lo cuentas con humor, el proceso de pasar por uno -o varios- ciclos de reproducción asistida, puede llegar a ser muy duro. ¿Recuerdas alguno especialmente doloroso, complicado…?

Sí, para mí el peor el momento fue cuando, tras someterme a la primera estimulación hormonal para generar folículos, sólo generé uno y el médico me dijo que me olvidara que tener hijos con mis propios óvulos. En ese momento, pensé que nunca podría ser madre, y fue un momento muy duro, me sentí muy frustrada. Recuerdo que llamé a mi madre y me puse a llorar en medio de la calle, y aunque yo sabía, como me dijo mi madre, que no pasaba nada por no lograr ser madre, me sentí muy mal, ese fue el momento más duro para mí. Al final sí me he quedado embarazada con mis óvulos porque insistí mucho, y he tenido suerte, porque nos lo jugamos todo a un embrión.

El libro tiene mucho de pedagógico, porque explica muchos conceptos con los que la mayoría de la gente no está familiarizada. ¿Era ese tu objetivo?

Sí, era uno de mis objetivos, porque cuando empecé a ir a consultas me di cuenta de que no sabía nada del proceso y quería que el libro ayudará a aprender esos conceptos que yo no tenía cuando empecé y, sobre todo, a cómo prevenir, para que las mujeres que quieran ser madres no tengan que llegar hasta este punto, que miren antes cómo tienen la reserva ovárica, si tienen endometriosis…

También tiene mucho de catarsis…

Sí, iba escribiendo todo lo que me iba sucediendo a modo de diario y a mí me ha ayudado mucho, fue clave para no acabar un poco desquiciada, jajaja… Además, no quiero que se me olvide nada de lo que he vivido para llegar hasta aquí, porque al final parece que cuando conseguimos las cosas se nos olvida por lo que hemos pasado para lograrlas y lo que has aprendido.

“Cuando tienes la edad perfecta para ser madre, no tienes las facilidades y medios para serlo, no hay apoyo por parte de las empresas, los gobiernos..."

Aparte de que lean este cómic, ¿qué recomiendas a las mujeres que vayan a pasar por un proceso de reproducción asistida?

Que, en la medida de lo posible, intenten relativizar, porque yo al principio me desquicié mucho y poco a poco aprendí a relativizar. Yo tenía claro que quería ser madre, pero, según pasaba el tiempo, empecé a pensar que lo sería igualmente si no biológicamente, pues adoptado, acogiendo…

También, aunque es más fácil decirlo, que se lo tomen con calma, porque cuando estás en el proceso, quieres que sea todo ya… A mí, en este sentido, me ayudó mucho hacer la transferencia del embrión unos meses más tarde, porque con la estimulación estaba demasiado nerviosa y cansada.

Y, sobre todo, que se rodeen de gente. Para mí tener al lado a mis amigas, que me escuchaban, me animaban… fue muy importante, y creo que hay mucha gente que se lo queda para ella, y es muy duro. Por eso también recomiendo que, si creen que necesitan ayuda psicológica, que me busquen, porque es muy duro llevar la carga emocional tú sola.

Después de esperar tanto tiempo este momento, ¿cómo te imaginas como madre?

Pues después de todo esto, estoy tan tranquila, que no me lo planteo demasiado, solo quiero que la maternidad me sorprenda, no proyecto nada, porque te imaginas cosas y luego nunca son cómo piensas. Soy consciente de que no dormiré, de que estaré todo el día dando la teta…, pero prefiero no pensar en eso ni idealizar.

Estas a pocas semanas de dar a luz. ¿Veremos un cómic con los primeros pasos de la maternidad? Para completar la trilogía… (Sexo, Madr¿eh?...)

No sé, nunca se sabe, pero creo que, sobre maternidad, embarazo, lactancia… hay ya muchos libros. Por eso me decidí a escribir sobre los problemas de fertilidad, los procesos de reproducción asistida… porque son temas que no se tocan demasiado, se sacan poco a la luz.

Madr¿eh? salió a la venta el 21 de octubre.
Madr¿eh? salió a la venta el 21 de octubre.
Random Cómics
Mostrar comentarios

Códigos Descuento