Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity: "Crear un vínculo fuerte con el animal es la mejor vacuna contra el abandono"

  • El 21 de julio se celebra el Día Mundial del Perro.
Despedirse de un perro o un gato es uno de los momentos más duros que se pueden afrontar.
Una mujer con su perro .
GTRES

Todos los 21 de julio se celebra el Día del Perro, una fecha en la que se homenajea la figura de esta mascota universal. El mejor homenaje que podemos hacer a estos fieles amigos y cuidarlos, respetarlos y, sobre todo, no abandonarlos, algo sobre lo que intentan concienciarnos desde la Fundación Affinity. Su directora, Isabel Buil, nos habla sobre el último estudio Él nunca lo haría, y de la importancia de crear vínculos fuertes con nuestras mascotas para prevenir el abandono.

Acaban de salir los datos de vuestro estudio, “Él nunca lo haría”. Parece que los abandonos en perros han descendido ligeramente. ¿Cómo ha influido la pandemia en estos datos?

Las cifras que nosotros tenemos en cuenta son las que nos pasan las protectoras, y esa cifra ha descendido un 11%. Pero ese descenso se concentra en los meses en los que ha habido más restricciones, entre marzo, abril y mayo -los meses del confinamiento- y octubre y noviembre, cuando volvieron las restricciones. El resto de meses ha llegado a la protectora el mismo número de perros que en años anteriores. Por un lado, vemos que las restricciones a la movilidad sí que han tenido un efecto disuasorio de cara al abandono del animal; y por otro, creemos que el descenso también se debe a que se han perdido menos perros porque han salido menos de casa, durante menos tiempo y más cerca.

El número de gatos, en cambio, está igual, incluso ha subido…

Pues es curioso, porque durante los meses del confinamiento también disminuyó mucho la llegada de gatos, pero el resto de los meses llegaron más. Esto es preocupante, pero puede deberse a que, aunque España es un país sobre todo perruno, cada vez hay más hogares con gatos. Entonces, al aumentar el número de gatos, aumenta también el número de abandonos. Por otro lado, cada vez hay más control por parte de las protectoras de las colonias de gatos callejeros, que los recogen, los esterilizan y los devuelven, pero al estar registrados, constan en la lista, pero en realidad no son gatos abandonados. A nosotros nos preocupa porque los gatos son especialmente vulnerables, tanto al abandono como a la pérdida, porque casi todos los gatos que llegan a las protectoras están sin identificar, mientras que en el caso los perros son de alrededor del 30% los que no llevan chip.

“El apoyo emocional y social que han proporcionado los perros y gatos a sus dueños durante la pandemia ha sido muy importante”

Al principio de la pandemia, cuando se podía salir a pasear con los perros, se decía que iban a subir mucho las adopciones por este motivo, y que, precisamente también por este motivo, luego los abandonos se iban a disparar. Parece que estas predicciones no se han cumplido, al menos por ahora…

Nosotros, en este estudio, no hemos visto un impacto muy fuerte de esta hipótesis, porque, además, durante los meses de más restricciones tampoco se podía ir a una protectora a adoptar un perro. Los que tenían perro, podían sacarlo a pasear, pero durante ese periodo no hubo más adopciones, ni la gente adoptó más alegremente. Además, otra cosa que se ha observado, es que los perros han paseado mucho menos tiempo y más cerca de casa, así que tampoco es verdad que la gente que tenía perro aprovechaba para salir a la calle durante horas como se decía.

Lo que sí se ha notado es una mayor tendencia a la adopción después de los peores momentos de la pandemia y las cifras han subido ligeramente, pero creemos que es porque la gente ahora trabaja más desde casa y tiene una vida más compatible que antes con tener perro en casa. Lo que nos da miedo, a nosotros y a las protectoras, es que, una vez volvamos del todo a la normalidad y la gente deje de teletrabajar, esos perros vuelvan a las protectoras.

¿Ha valorado más la gente la compañía de sus perros en estos tiempos de pandemia, aislamiento social…?

Nos gustaría pensar eso. De hecho, es una hipótesis que manejamos y sobre la que hemos estudiado. En esta investigación observamos que el apoyo emocional y social que han proporcionado los perros y gatos a sus dueños durante la pandemia ha sido muy importante.

¿Cómo influye el vínculo que tenemos con nuestras mascotas en las cifras de abandonos?

Por suerte, la gente que abandona a su perro o a su gato es una minoría, de apenas un 3%, aunque en términos absolutos las cifras sean muy grandes. En muchos casos son situaciones límite las que llevan a la gente a pensar en abandonar a su mascota, pero, aun así, nosotros pensamos que, salvo motivos de fuerza mayor, la gente que decide hacerlo es porque no se ha establecido un vínculo afectivo poderoso, cuando el animal no es considerado como un miembro de la familia, sino como un objeto que entra circunstancialmente en nuestra vida.

¿Y qué falla para que no se llegue a crear ese vínculo?

En mayoría de los casos se crea un vínculo sano y positivo, pero no dejan de ser relaciones, en este caso, entre humanos y animales, y como todas las relaciones, también pueden ir mal, no funcionan. Otro de los motivos de abandono, por ejemplo, son las camadas no deseadas, y en ese caso, todavía no se ha establecido un vínculo afectivo, no ha dado tiempo. Y en otros casos, por ejemplo, alegan directamente que han perdido el interés por el animal. También es muy común alegar problemas de convivencia por un mal comportamiento… Pero claro, en el caso de dos personas se produce una ruptura y ya está, mientras que, en el caso de los animales, ellos dependen completamente de nosotros, no es una relación paritaria, no puedes abandonarlo y ya está. Por eso siempre apelamos a la responsabilidad antes de convivir con un animal.

En caso de que no exista ese vínculo, o de que cueste crearlo, ¿qué recomendáis desde la Fundación?

Nosotros pensamos que hay que invertir en desarrollar y construir ese vínculo. Hemos visto muchos casos en los que personas que se han visto obligadas a tener un animal sin querer, porque no les gustaban, y han acabado convirtiéndose en auténticos ‘pet lovers’. Y es que, como bien dice el refrán, ‘el roce hace el cariño’. Así, para fortalecer ese vínculo, es importante pasar tiempo con él, aprender a conocerlo, a comprenderlo, educarlo… Porque crear un vínculo fuerte con el animal es la mejor vacuna contra el abandono. Cuando no se termina de crear el vínculo, hay problemas de convivencia, situaciones límite incompatibles con vivir con un animal… nosotros siempre invitamos a buscar soluciones que no pasen por el abandono, como acudir al entorno familiar o de amistad para que se haga cargo o buscar una casa de acogida… todo para que el animal no tenga que pasar por la situación traumática que supone sufrir un abandono.

“Para fortalecer el vínculo con nuestra mascota es importante pasar tiempo con ella, aprender a conocerla, a comprenderla, educarla…”

¿Es distinto el vínculo que crea una persona con un perro o un gato?

Nosotros hemos estudiado los vínculos que se crean con ambos animales, y podemos decir que son bastante similares, las personas establecemos vínculos muy poderosos con los dos. Puede cambiar el modo en que nos relacionamos con ellos porque son animales distintos y a lo mejor con un gato jugamos menos, no lo sacamos a pasear, el perro es más dependiente… pero el vínculo afectivo es igual de fuerte.

Casi 300 mil animales abandonados siguen siendo muchísimos. ¿Qué podemos hacer para que estos datos desciendan de verdad?

Hay cosas que, para nosotros, son difíciles de abordar, como los abandonos por motivos económicos, y más en las circunstancias que estamos viviendo, pero hay otros que sí que se pueden trabajar, como la reflexión antes de decidir tener un animal. Lo que siempre aconsejamos es que, antes de decidir adoptar un animal hay que pensar muy bien si estamos preparados para asumir ese compromiso, que es a largo plazo. Tenemos que pensar si en los próximos 10 o 12 años nuestra vida nos va a permitir cuidar del animal, o si el tipo de vida que llevo ahora es compatible con responsabilizarme de él. Y una vez lo tenemos claro, identificar, esterilizar y educar. La educación, para nosotros, es la clave para construir este vínculo del que hablábamos.

Después de estos dos años tan atípicos, ¿hacia dónde creéis que pueden ir los datos en los próximos años?

La verdad es que pensamos que la situación no va cambiar mucho a largo plazo, porque el abandono es un problema estructural. Cómo evolucione en el futuro depende de nosotros mismos y de las administraciones públicas. Hay en proyecto una Ley de Protección Animal que va a regular, entre otras cosas, que hay un mayor control de la venta de animales, de la venta por impulso, de la identificación, que impulse la esterilización… seguro que todas esas cosas ayudan a contener este problema. 

Isabel Buil es directora de la fundación Affinity desde hace casi una década
Isabel Buil es directora de la fundación Affinity desde hace casi una década
Fundación Affinity / Cedida
Mostrar comentarios

Códigos Descuento