¿Cuánto agua debo beber durante el primer trimestre de embarazo?

Embarazada
Embarazada
Pexels

El embarazo, con todos los cambios fisiológicos que trae, implica muchas veces adaptar y cambiar algunos hábitos en pos de nuestra propia salud y la del bebé. Uno de ellos es la hidratación: es decir, la frecuencia y la cantidad de agua que bebemos.

Al fin y al cabo, de la misma manera que hay que 'comer por dos', hay que 'beber por dos', ya que el feto necesita recibir un aporte de agua de la misma manera que lo necesita de determinados nutrientes.

Por eso, durante el primer trimestre, es conveniente beber entre dos y dos litros y medio de agua diarios. Esa cantidad se incrementa hasta tres litros durante los siguientes meses y la lactancia.

En cualquier caso, estas cantidades son orientativas: es importante tener también en cuenta factores como la cantidad de actividad física que se realiza (si estamos muy activas deberemos beber aún más) o la época del año y la temperatura (como ocurre fuera del embarazo, durante el verano es conveniente aumentar la ingesta de agua).

Por otra parte, conviene distribuir estas cantidades bebiendo poco a poco a lo largo del día y no esperar a tener sed para evitar episodios de deshidratación.

Además de hidratarnos, el agua es beneficiosa en esta etapa porque facilita el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo del feto, mejora nuestra propia circulación sanguínea, nos ayuda a conservar la temperatura corporal, mantiene la piel hidratada (lo que reduce ligeramente el riesgo de que aparezcan estrías), ayuda a evitar la acidez estomacal, facilita la función renal y alivia el estreñimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento