Logo del sitio

Cómo influye la irrigación sanguínea en la pelvis durante el embarazo con los orgasmos femeninos

Los orgasmos durante el embarazo son más intensos.
Los orgasmos durante el embarazo suelen ser más intensos.
GTRESONLINE

A pesar de que existen muy pocos estudios sobre la relación entre la intensidad de los orgasmos durante el embarazo, hay una creencia conocida que es que se disfruta más del clímax durante la gestación. Aunque a medida que pasan los meses pueden aparecer dificultades para disfrutar de determinadas posturas, la intensidad de los orgasmos tiene que ver con la irrigación sanguínea en la pelvis.

Las arterias incrementan su diámetro durante el embarazo

En un artículo del 2015, Flujo sanguíneo uterino en el embarazo, explican que "el útero es irrigado por las dos arterias uterinas, derecha e izquierda". Estas dos arterias durante el embarazo incrementan su diámetro más de lo normal para que el flujo sanguíneo sea mucho mayor. Esto se debe a que el bebé necesita oxígeno y también nutrientes esenciales

En el mismo artículo se mencionan varias investigaciones en las que se confirma un cambio notorio en la irrigación sanguínea en la pelvis antes de la gestación y durante la misma. No obstante, además de ser algo fundamental para la supervivencia del bebé, esto tiene un impacto en los orgasmos femeninos que se nota a medida que avanza el embarazo.

¿Son los orgasmos más intensos en el embarazo?

Muchas mujeres que han experimentado un embarazo afirman que los orgasmos son mejores. Esto lo corrobora el artículo Orgasm during pregnancy y es que debido a este aumento de la irrigación sanguínea en la pelvis los orgasmos son más intensos. Asimismo, el incremento del flujo y de la lubricación también contribuyen a un disfrute mucho mayor.

Además, en el tercer trimestre la relajación que se produce tras el orgasmo puede tardar un poco más. Esto a veces genera preocupación en las mujeres embarazadas, ya que la tripa se les pone dura, pero pasados unos minutos todo vuelve a la normalidad. No obstante, hay que tener en cuenta que el placer y el deseo pueden verse afectados.

El sexo durante el embarazo

El sexo durante el embarazo puede ser muy placentero debido a ese aumento del flujo sanguíneo en la zona de la pelvis que incrementará el deseo e intensificará los orgasmos. Sin embargo, no podemos olvidarnos de que, a pesar de todo esto, la libido puede disminuir. Las náuseas en el primer trimestre o los dolores de espalda en el segundo pueden afectar a esas ganas de mantener relaciones con la pareja. 

También, encontrarse más cansada por no dormir bien, asustarse por el hecho de que la tripa se ponga dura tras el orgasmo o tener miedo a hacerle daño al bebé al practicar sexo puede generar un rechazo a mantener relaciones sexuales. Por lo tanto, hay varios factores que pueden influir en la libido de una mujer embarazada y hay que tenerlos en cuenta

Cada mujer vive de manera distinta su embarazo y a pesar de los cambios fisiológicos que se producen y que pueden repercutir positivamente en el orgasmo, la libido puede disminuir por diversos motivos. Los miedos o tener un embarazo de riesgo pueden tener un impacto en las relaciones sexuales y esto es totalmente normal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento