Logo del sitio

¿Cómo afecta el dolor lumbar a las relaciones sexuales? ¿En qué posturas duele menos?

  • El dolor lumbar puede agravarse con las relaciones sexuales, lo que lleva a muchas personas a evitarlas. 
  • Buscar la postura adecuada es esencial para no dejar de tener una vida sexual plena.
Una persona sintiendo un dolor lumbar.
Una persona sintiendo un dolor lumbar.
ARCHIVO

El dolor en general afecta a la actividad sexual, pues disminuye la libido. Si este dolor se produce en la espalda, es muy probable que mantener relaciones sexuales agudicen el dolor, por lo que disminuirán aún más las ganas de hacerlo. Los datos así lo demuestran, como se apunta en este artículo de la Revista de la Sociedad Española del Dolor, el que se destaca que aproximadamente el 34 % de los hombres y el 55,% de las mujeres con dolor lumbar disminuyen la frecuencia del coito por este motivo. En otros estudios, esta reducción se dio hasta en el 84% de los casos.

Aunque es cierto que no se recomienda mantener relaciones sexuales en cuadros de lumbalgia aguda, con cuidado e imaginación, el dolor crónico lumbar no tiene por qué estar reñido con tener una vida sexual plena.

¿Qué posturas son las más adecuadas cuando tienes dolor lumbar?

Como se asegura en el citado artículo de la Revista de la Sociedad Española del Dolor, se han llevado a cabo algunos estudios para conocer cuáles son las posturas que más recomendables si tenemos dolor lumbar. Para ello, se ha tenido en cuenta si la persona que lo padece es hombre o mujer y el tipo de dolor lumbar.

Para saber qué tipo de dolor padecemos, necesitamos una prueba empírica, que consiste en flexionar el tronco hacia adelante y hacia atrás. Si al doblarse hacia adelante el dolor empeora, estamos hablando de dolor discal; si al extender el tronco hacia atrás es cuando el dolor empeora, el dolor es facetario, según afirman en la web Tu vida son dolor.

A grandes rasgos, para el dolor discal se deberían evitar las posturas que provoquen flexión de tronco y el movimiento repetitivo de sentarse con todo el peso del cuerpo; mientras que para el dolor facetario mejor no llevar a cabo posturas que provoquen más encorvamiento de la espalda.

De cubito lateral (‘la cuchara’). Aunque pueda parecer una postura bastante neutra y relajada, lo cierto es que no es la mejor en casi ningún caso, tampoco la peor. En el caso de mujeres con dolor discal esta postura es bien tolerada, sin embargo, no es nada recomendable en caso de hombre con dolor discal.

Cuadrúpeda (‘perrito’).

· Con la mujer apoyando los codos. Esta es la postura que menor dolor produce en caso de que sea el hombre el que padezca el dolor y que este sea discal, es decir, cuando el dolor empeora al inclinarse hacia adelante.

· Con la mujer apoyando las manos. Esta es la postura que menos dolor causa en las mujeres con dolor lumbar discal.

Cualquiera posición cuadrúpeda ser muy mal tolerada por mujeres cuyo dolor sea facetario, es decir, que empeore al inclinarse hacia atrás.

Misionero

· Con el hombre manteniendo la parte superior del cuerpo sobre sus manos. No es la mejor, pero es bien tolerada en caso de mujeres con dolor lumbar discal.

· Con hombre apoyando los codos. Esta es la postura más apropiada en caso de la mujer padezca dolor facetario (que duele al inclinarse hacia atrás). Es menos probable todavía que duela si el colchón es firme o si ponemos una pequeña almohada debajo.

Ninguna de las dos anteriores es bien tolerada por los hombres que sufren dolor lumbar facetario, pues su espalda se inclina hacia atrás.

La postura en la que ella se pone encima no son muy recomendable en caso de que ella padezca dolor discal. En cambio, puede ser útil en caso de padecer dolor facetario. Si es él el que padecer el dolor, puede colocarse una almohada debajo.

En cualquier caso, no hay nada como el ensayo error para asegurarnos de cuál es la postura que nos provoca menos incomodidad. También es importante observar el dolor que se presenta al día o en las horas siguientes, no solo en el que se produce en el acto.

Consejos antes de empezar a tener relaciones si tienes dolor lumbar

Pregúntale al médico. Aunque es probable que su respuesta sea que prueba la que menos dolor provoca, puede darnos algunas pautas en función del dolor y la causa de este.

Habla con tu pareja. Tu pareja no sabrá si te duele más o menos, cuándo o en qué postura si no se lo dices. Es recomendable, al menos al principio, practicar una sola postura cada vez para ver cuáles se toleran mejor. Además de diferentes posturas, podéis probar distintos lugares, superficies…

Calienta antes. El sexo es un ejercicio y, como tal, tenemos menos probabilidades de lesionarnos si calentamos antes. Estiramientos, un baño caliente… pueden ayudar a preparar los músculos.

Si te duele, para. A veces cuesta parar en medio de una relación sexual, pero es esencial para no provocarnos daños. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento