Logo del sitio

El uso debido del suero y otros cosméticos para la rutina facial

La protección solar es un paso imprescindible en nuestra rutina de belleza.
La protección solar es un paso imprescindible en nuestra rutina de belleza.
PEXELS

El funcionamiento de la piel, qué necesita y cuándo, son conocimientos básicos para una correcta rutina de belleza facial. El suero es uno de los más eficaces aliados si se busca un efecto extra y una mejor imagen, pero hay que saber aplicarlo correctamente.

Al igual que la comida, donde la combinación de distintos ingredientes como vitaminas, proteínas y ácidos grasos proporcionan vitalidad, también la piel necesita la suma de distintos activos para mantenerse en perfecto estado y ralentizar los posibles problemas: y ahí entran los sueros, uno de los productos más agradables y potentes en el cuidado de la piel.

Se trata de cosméticos con poca o ninguna grasa, que se fabrican gelificando agua con un biopolímero, dándole viscosidad y permitiendo que los activos se mantengan en suspensión. Este tipo de producto produce un efecto booster, es decir, un potenciador o acelerador.

Esta rutina se puede utilizar a diario o bien reservarla para épocas en las que la piel da un bajón como en el otoño, cuando se ralentiza y pierde luminosidad y frescura. Se debe aplicar siempre sobre la piel limpia, después de un agua de tocador como el Agua de Rosas, por ejemplo, para eliminar impurezas.

Conviene esperar unos minutos antes de aplicar la crema de día o de noche, el paso siguiente a seguir. Asimismo, el suero debe estar preferiblemente envasado en los recipientes airless que evitan que no esté en contacto con el aire y el oxígeno que lo oxida.

Son altamente recomendables los sérums que incorporan vegetales como la kigelia o la quilaya, dado a que tersan e hidratan la piel. También se puede usar el ácido ferúlico, proveniente del arroz, y la ectonía, que estimula la piel.

Jerónimo Ors, Farmacéutico y Director de Laboratorios Paquita Ors.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento