Cómo hacer el crunch invertido, uno de los ejercicios que te ayudarán a mantener el vientre plano

Lucir unos abdominales tonfiicados es el sueño de muchos en la Operación Bikini.
Lucir unos abdominales tonificados es el sueño de muchos en la operación bikini.
Freepik

Un vientre plano y tonificado es una de las motivaciones y objetivos más repetidos entre las personas que quieren ponerse en forma, sobre todo, de cara a la temporada de verano. Para conseguirlo, existen múltiples ejercicios como, por ejemplo, el crunch invertido.

Las posibilidades a la hora de hacer ejercicios que trabajen el abdomen son infinitas, pero para no caer en la rutina de realizar siempre los mismos tipos de abdominales, se puede optar por aprender la técnica de otros nuevos ejercicios. 

¿Qué es el crunch invertido?

El crunch invertido es un ejercicio que deriva de los abdominales tradicionales, pero que sirve para trabajar, específicamente, la parte inferior del abdomen que, con otros tipos de ejercicios, queda olvidada.

Concretamente, se trabajan varios músculos de la zona con estos ejercicios, pero, sobre todo, la fuerza se centra en el recto mayor del abdomen, el recto anterior y el oblicuo mayor.

¿Cómo se hace el crunch invertido?

Igual que en otros ejercicios, conocer la técnica es fundamental para evitar una mala postura o un mal movimiento que pueda causar dolores o lesiones.

Así, estos son los pasos para realizar un crunch invertido, para lo que solo se necesita una esterilla: 

  • En primer lugar, hay que tumbarse boca arriba, con la espalda recta, bien apoyada sobre la esterilla.
  • Los brazos deben colocarse estirados, a lo largo del cuerpo, y con las palmas de las manos apoyadas en el suelo.
  • En esa posición, se flexionan las piernas ligeramente y se levantan hacia los pectorales.
  • Manteniendo la postura, el ejercicio consiste en hacer repeticiones elevando la cadera ligeramente.