Logo del sitio

Lo que dice de tu salud tu postura al dormir

Imagen de archivo de una mujer durmiendo.
Imagen de archivo de una mujer durmiendo.
©GTRESONLINE

Dormir bien, ya sea en cantidad y en calidad, es fundamental para la salud. De hecho, con la pandemia del coronavirus han aumentado los casos de personas con problemas para dormir, que han derivado en otros.

Uno de los factores clave en el descanso diario es la postura que adoptamos durante nuestras horas de sueño. Dependiendo de cuál tengamos, podemos tener diferentes problemas de salud.

Sammy Margo, una experta en sueño y fisioterapeuta, dice, en declaraciones a The Sun: "Dormir en ciertas posiciones puede agravar todo tipo de problemas de salud, desde dolor de espalda y cuello hasta acidez estomacal. La posición que elijas podría incluso provocar arrugas o senos caídos".

Esta experta resume qué problemas de salud pueden suponer cada postura.

Boca abajo, con una rodilla flexionada

En esta postura, la persona se acuesta boca abajo con las manos en alto junto a la almohada y la cabeza hacia un lado, pero también con una pierna ladeada hacia un lado.

Sammy Margo dice: "Esto es un poco mejor que la posición de caída libre (totalmente boca abajo), ya que tu cuerpo está ligeramente girado hacia un lado. Pero aún podrías estar ejerciendo algo de tensión en la parte delantera de tu cadera ladeada hacia afuera. También ejerces presión sobre la espalda al empujar la columna hacia una curva antinatural y estropear la alineación natural del cuerpo".

Boca abajo

En esta postura la persona se acuesta boca abajo con las manos en alto junto a la almohada y la cabeza girada hacia un lado.

Sammy Margo es clara: "Es probablemente la peor posición en la que alguien puede dormir; esto podría dejarlo con toda una vida de problemas de espalda y cuello. Cuando duermes de frente, tienes que girar la cabeza hacia un lado; de lo contrario, no podrías respirar. Eso pone tensión en el cuello. La espalda baja se dobla hacia el colchón, lo que significa que se vuelve hiper-extendida, aplastando las estructuras y reduciendo el espacio en el área de la espalda baja, lo que puede causar dolores y molestias como ciática, dolor de rodilla y calambres".

"Si tienes dificultades para dormir de otra manera, puedes colocar una almohada debajo de la barriga para evitar que la parte inferior de la espalda se arquee", dice Margo. "Una almohada debajo de las espinillas puede aliviar la tensión de la espalda baja", concluye.

Posición fetal

La persona se acuesta de costado con las rodillas dobladas hacia el pecho, acurrucada como un bebé.

Sammy Margo dice: "Es la posición más popular para dormir de lado, pero si tienes demasiadas o muy pocas almohadas, tu cabeza se doblará hacia un lado, lo que podría causar tensión en el cuello. Dormir con la cara aplastada en una almohada noche tras noche también puede causar arrugas", añade,

"Si duermes así pero te acurrucas con tu pareja al mismo tiempo, esta posición ayudará a tu cuerpo a liberar 'hormonas felices' como la oxitocina. Pero también puedes encontrar que sufre interrupciones del sueño: te despiertas por tener demasiado calor o porque tu pareja está roncando o moviéndose nerviosamente. Esta posición es mejor que acostarte boca abajo, pero agrega una almohada entre las rodillas para mantener las caderas alineadas", añade.

Boca arriba

La persona se acuesta boca arriba con ambos brazos a los lados.

Sammy Margo dice: "Es bastante raro que la gente duerma boca arriba. Y es una muy mala posición si roncas o sufres de apnea del sueño. Esto se debe a que dormir boca arriba empuja la barbilla hacia adelante, lo que permite que la lengua caiga hacia la parte posterior de la garganta, obstruyendo parcialmente las vías respiratorias".

"También es malo si se sufre de acidez o reflujo ácido, ya que el ácido del estómago puede pasar al esófago. Dormir boca arriba también puede agravar cualquier dolor que ya tenga en la espalda baja. Dormir con una almohada debajo de las rodillas puede reducir la tensión", explica.

'Estrella de mar'

La persona se tumba de espaldas con ambos brazos hacia arriba junto a la almohada y las piernas extendidas.

Sammy Margo dice: "Una investigación estadounidense encontró que las personas que duermen boca arriba tienden a tener más pesadillas. Si te despiertas con pesadillas varias veces a la semana, cambia de posición".

“Algunas personas encuentran que dormir con los brazos por encima de la cabeza les supone un estiramiento muy necesario, un antídoto contra la postura de estar sentado en una posición caída con los brazos a los lados todo el día", dice la experta, que añade que "si sufre de dolor de espalda, agregue una almohada debajo de las rodillas y debajo de la espalda baja".

De lado y recto

La persona se acuesta de costado con ambos brazos y piernas hacia abajo.

Sammy Margo dice: "Particularmente en las personas mayores, acostarse de lado puede causar problemas en los hombros. A medida que se envejece, el área se vuelve menos carnosa, por lo que dormir sobre ella de seis a ocho horas por noche ejerce mucha presión sobre el hombro".

"Podrías aliviar cualquier dolor colocando algo como un cubrecolchón entre tu hombro y el colchón para crear un poco de amortiguación. Si duermes regularmente sobre tu lado derecho, esto también puede dificultar que su cuerpo digiera los alimentos. Puede exacerbar los síntomas de afecciones como el síndrome del intestino irritable", añade.

De lado con los brazos estirados

La persona se acuesta de costado con ambos brazos estirados frente a ella.

Sammy Margo advierte, en este caso a las mujeres, que "acostarse de lado no es bueno para tus senos, ya que son arrastrados hacia un lado. Si tus brazos están estirados frente a ti, los senos simplemente se caerán hacia el colchón.

"Si tienes los pechos grandes, es una buena idea usar un sostén para dormir como apoyo adicional y no terminar con estrías o flacidez", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento