Logo del sitio

Consultorio de Psicología: "Mi hijo acaba la EBAU, ninguna carrera le atrae, su interés es nulo, ¿cómo puedo ayudarle?"

Consultorio de psicología.
Consultorio de psicología.
Andrea Piacquadio de Pexels. / Montaje: 20minutos.

Ya puedes leer aquí la nueva entrega del consultorio de Psicología con el que 20minutos pretende ayudar a resolver las dudas y dificultades que puedan tener los lectores (con los amigos, la pareja, la familia, en el trabajo...).

Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado a las cuestiones de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Deprimido que lo niega

PREGUNTA Mi marido lleva como cosa de un año en depresión y cada vez va a peor... No quiere oír hablar de psicólogos o terapias y aunque he intentado ir al médico para ver si así me ayudaba a convencerlo este tampoco fue capaz. Él niega estar mal ¿qué puedo hacer?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Cuando la persona niega que esté mal, resulta crucial demostrarle lo contrario, para que sea capaz de asumir la realidad. Comenta que su médico no ha logrado convencerlo. Este hecho nos indica que su capacidad de análisis y razonamiento lógico está ya muy mermada.

También puede ser indicio de que él, en realidad, sí que es consciente de que está mal, pero piensa que nadie externo le puede ayudar.

En cualquier caso, para romper este círculo en el que se encuentra, una estrategia que le puede dar buen resultado es hacer “Registros” por su parte, de hechos objetivos que se dan cada día. Cada registro usted apuntará el día y la hora, a continuación la Situación (dónde están, quienes y qué hacen. Ejemplo: "Estamos en el salón cenando, mi marido no habla nada, cuando le preguntas algo, contesta con monosílabos, durante toda la cena no es capaz de mantener una conversación, el resto de los que estamos nos miramos preguntándonos qué podemos hacer, la situación es muy tensa y se repite cada día…".

Finalmente, apuntaría usted las reflexiones de esa situación. Ejemplo: "Me produce mucha tristeza ver así a mi marido, la realidad en la familia ha cambiado mucho, él ya no se ríe, no conversa, nunca tiene ganas de hacer cosas juntos, sólo quiere dormir, ver la tv… y esto al resto de la familia nos causa mucho dolor y sufrimiento. levamos así X meses y la situación empeora cada día. Nos preguntamos cómo es posible que él no se de cuenta o niegue la realidad…".

Haga esos registros durante una semana y cuando vea un momento de cierta tranquilidad y receptividad por su parte le dice que quiere leerlos en voz alta para comentar lo que usted siente (y quizás también el resto de los miembros de la familia).

En definitiva, se trata de ponerle frente a la realidad que se niega a ver, pero que existe y que ustedes están sufriendo. Cuando exponemos estos hechos de esta forma tan clara, difícilmente se siguen negando a recibir tratamiento psicológico. El argumento final es claro: Si piensa que él no lo necesita, al menos que lo haga por el sufrimiento que en estos momentos tiene su familia.

PREGUNTA Soy Merche. Mi hijo tiene 15 años. Sé que está en plena adolescencia y eso puede producirle cambios de humor, agresividad... pero la situación es insostenible.

Cambios de humor

Últimamente discutimos por prácticamente todo y está muy rebelde. Me grita, me insulta... y pasados unos minutos me pide perdón. No sé si esto es debido a un trastorno de bipolaridad o es fruto de un proceso hormonal por la adolescencia. Necesito su ayuda.

RESPUESTA DE LA EXPERTA En principio, son comportamientos que se dan con mucha frecuencia en la adolescencia, y que nos indican claramente que su hijo tiene un déficit de Autocontrol Emocional; es decir, no es capaz de regular y controlar sus emociones.

Es importante saber si este tipo de cambios de humor y conductas agresivas se dan solo con usted, o también los tiene en el medio escolar o con otras personas.

En cualquier caso, es urgente que usted establezca una serie de límites clarísimos; no es suficiente que él pida perdón después de una explosión, esta secuencia se puede repetir de forma infinita, y lejos de arreglar la situación, la cronifica.

Piense detenidamente los límites que exigirá a su hijo; empiece de uno en uno, por los más importantes y trate de no caer en sus provocaciones.

En el libro 'El adolescente indomable' de Ángel Peralbo, verá casos muy parecidos al de su hijo y, lo más importante, podrá ver cómo se reconducen, cómo se ponen límites con éxito y cómo finamente el adolescente se siente mejor, cuando consigue regular sus emociones. Si se siente incapaz de conseguir que su hijo respete esos límites, no dude en pedir ayuda psicológica.

No importa que su hijo no quiera ir al psicólogo (por principio no quieren ir casi nunca), pero es mucho lo que podemos trabajar con usted. Por otra parte, la inmensa mayoría de las veces, al cabo de unas semanas de iniciar el tratamiento, terminan accediendo a ir al psicólogo.

Dudas sobre la carrera

PREGUNTA ¿Cómo podemos ayudar a nuestro hijo en su orientación de estudios? Acaba la EBAU y no se decide por ninguna carrera, no hay nada que le atraiga. Su interés es nulo y no nos da siquiera una pista para poder ayudarle o darle algún pequeño consejo.

Por supuesto que estudiará lo que quiera, pero es que ahora mismo es nada, y estamos su madre y yo preocupados. Solo dice una cosa, que no va a seguir los pasos de su hermana (veterinaria) ni de su madre (abogada) ni el mío (publicidad y marketing).

¿Qué ocurre si a última hora opta por una carrera que no tenga salidas claras? Porque no nos engañemos todos los padres queremos que se formen en algo que luego les pueda valer para el mercado laboral. Estoy atento a su respuesta.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Aunque les parezca extraño, son muchos los estudiantes que se encuentran con las mismas dudas. Lo mejor, en su caso concreto, es que le diga a su hija que, como es una decisión importante, a ella y a otros estudiantes en parecidas circunstancias, que no tienen claro qué estudiar, los psicólogos les ayudamos en este proceso.

Lo que hacemos es ver las competencias de su hija, sus habilidades y sus intereses (no se preocupe, sabemos cómo hacerlo) y, a partir de ahí, le ofrecemos el abanico de opciones que más se adecuan a su perfil y le ayudaremos en esa selección tan vital.

Este es un proceso que les vendría bien a la mayoría de los estudiantes, pues aunque muchos tengan claro lo que les gustaría hacer, ese hecho no garantiza que sus actitudes y aptitudes sean las adecuadas para llevar adelante esos estudios con éxito. En definitiva, merece la pena hacerlo de forma profesional y rigurosa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento