Logo del sitio

Cómo saber si eres alérgico al sol: síntomas y signos que encontrarás en tu cuerpo

La alergia al sol también se conoce como fotosensibilidad.
La alergia al sol también se conoce como fotosensibilidad.
GTRESONLINE

Al hablar de la alergia al sol, lo primero que hay que saber es que no existe una alergia específica de este tipo, sino que se trata de varias alteraciones de la piel que están relacionadas con la exposición solar, aunque ninguna de ellas tiene un mecanismo alérgico. 

Así lo indican desde QuironSalud, donde relatan algunas de las afecciones de la piel que son causa del sol y que erróneamente se llama alergia solar, siendo la más frecuente de ellas la erupción poliforma solar. 

La erupción polimorfa solar es la más frecuente de las erupciones cutáneas, que se suele dar en primavera y en los inicios de verano. De hecho, es menos frecuente cuanto más expuesta ha estado la piel al sol.

Síntomas de la erupción poliforma solar

Este tipo de afección se nota, sobre todo, en la cara y el escote, las zonas que reciben mayor exposición solar. También puede aparecer en los brazos y en los pies si se usan sandalias y manga corta. 

Los síntomas están relacionados con la aparición de unas pequeñas lesiones sobre la piel que aparecen a las pocas horas cuando se está al sol, que se asocian con picor, aunque no en todos los casos. 

Para prevenir su aparición, lo mejor es optar por usar protector solar con un factor alto, además de suplementos que proporcionan más protección frente a los rayos solares.

Otras afecciones solares

Además de el anterior problema, que es el más frecuente, existen también otros, como la urticaria solar, que produce marcas tipo habón, similares a una picadura, en cualquier lugar del cuerpo. Se trata también mediante antihistamínicos y los filtros de protección solar altos.

El prurigo actínico, otro tipo de afección, va asociado un engrosamiento de la piel, aunque se suele dar en personas de más edad. También se puede padecer fotodermatosis secundarias por el uso de medicamentos, que se suele dar en personas multimedicadas.

Las porfirias cutáneas producen erupciones, ampollas y enrojecimiento cutáneo, y en algunos casos puede cursar con convulsiones y dolor abdominal. Para tratarlo, hay que usar protección solar, pero también medios físicos como sobreros o ropa de manga larga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento