Logo del sitio

Terapia personalizada con antibióticos, una nueva vía para vencer bacterias resistentes

Imagen de la bacteria Pseudomonas aeruginosa.
Imagen de la bacteria Pseudomonas aeruginosa.
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC)

Organismos como la OMS llevan años advirtiendo sobre la resistencia a los antibióticos que muchas cepas bacterianas están desarrollando, lo que constituye una amenaza cada vez más real. Y, por ahora, nuestras herramientas para luchar contra este fenómeno son exiguas.

No obstante, recientemente equipos de investigadores de todo el mundo han empezado a proponer posibles soluciones, y algunas de ellas parecen directamente sacadas de la ciencia ficción. Ahora, por ejemplo, un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Boston (Estados Unidos) ha estudiado el uso de la vigilancia genómica en tiempo real para personalizar la terapia con antibióticos frente a la resistencia bacteriana.

Vigilancia en tiempo real

Como detallan en la revista especializada Nature Communications, la resistencia a los antibióticos puede surgir en la infección que afecta a un paciente y expandirse en cuestión de días, precisamente como respuesta a una terapia con antibióticos. Como es lógico, esto disminuye drásticamente la eficacia y las opciones en esta línea de tratamiento.

Sin embargo, explican, este obstáculo podría sortearse realizando una vigilancia genómica en tiempo real de la infección. En un inicio, podría determinar el tipo de antibiótico a emplear, y a medida que la enfermedad sigue su curso podría ser clave para decidir los cambios en el antibiótico empleado, según cambie la frecuencia de las mutaciones que confieren a las bacterias la resistencia a un determinado fármaco.

La técnica que proponen combina la secuenciación integral del genoma con un método de secuenciación profunda que llaman "secuenciación profunda del amplicón dirigida a la resistencia". Frente a otros testeos clínicos, este enfoque se puede emplear para sondear a la población bacteriana al completo, con lo que la sensibilidad es mucho mayor.

Un arma de precisión

Así, en un estudio prospectivo, tomaron a siete pacientes del hospital que padecían infecciones agudas de las vías respiratorias bajas por la bacteria Pseudomonas aeruginosa, un patógeno común en pacientes con asistencia respiratoria mecánica.

Lo que encontraron es que, empleando esta técnica, podían detectar esos cambios en la resistencia bacteriana a medida que el tratamiento de los pacientes cambiaba de un antibiótico a otro.

De esta forma, opinan, es posible personalizar la terapia para evitar la expansión de mutaciones de baja frecuencia que confieren a las bacterias resistencia a determinado fármaco, y que tienden a hacerse prevalentes precisamente cuando se trata la infección con dicho medicamento.

La prueba, por otra parte, se realiza sobre muestras de saliva, con lo que no es apenas invasiva; esta característica podría hacerla adecuada para guiar tratamientos a personas con condiciones crónicas a causa de infecciones bacterianas.

Y, por ejemplo, podría ser aplicable a los casos, muy frecuentes, de adultos que desarrollan infecciones oportunistas resistentes a los antibióticos como resultado de la ventilación artificial requerida para tratar enfermedades como la covid grave.

De esta manera, este tipo de enfoques que aprovechan la última tecnología disponible pueden aumentar considerablemente la precisión de herramientas ya existentes para sortear la amenaza cada vez más cercana que es la expansión de las cepas de bacterias resistentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento