Cinco cosas que tal vez no sabías del aceite de ricino

'Ricinus communis', la planta de donde se extrae el aceite de ricino.
'Ricinus communis', la planta de donde se extrae el aceite de ricino.
GTRES

En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda el uso cosmético del aceite de ricino, una sustancia natural que se extrae de la planta Ricinus communis y que tiene múltiples aplicaciones a la hora de cuidar la piel y la melena, pero también las uñas, las pestañas o las cejas. 

Sin embargo, hay que conocer bien cuáles son sus beneficios y cuál es el uso correcto de esta sustancia, ya que también se ha demostrado su toxicidad en relación al consumo de forma interna, por lo que se recomienda únicamente su uso exterior

¿Qué es el aceite de ricino?

El aceite de ricino se extrae de la semilla de la planta Ricinus communis, por lo que el principal componente de esta sustancia es el ácido ricinoleico, el cual produce beneficios para la piel o el cabello, incrementándose su uso en productos cosméticos de todo tipo, como indican desde el Informe final sobre la evaluación de la seguridad de Ricinus Communis, publicado en National Library of Medicine. 

Fuera del uso cosmético, el aceite de ricino está registrado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) como seguro y eficaz para su uso como laxante estimulante, mientras que el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la FAO y la OMS estableció una ingesta diaria aceptable de aceite de ricino (para el hombre) de 0 a 0,7 mg/kg de peso corporal.

Así, este aceite se usa en medicamentos, pero también para tratar diferentes problemas asociados con la piel o el cabello, como las ojeras, la caída del pelo o la debilidad en las uñas.

Beneficios del aceite de ricino para el pelo: cabello, pestañas y cejas

En primer lugar, está muy extendido el uso del aceite de ricino en los cosméticos y productos que se utilizan para el pelo. Así, champús, sérums o acondicionadores incluyen este ingrediente, pero también puede encontrarse a la venta en el mercado el aceite de ricino como 100% puro y natural. 

Un ejemplo es el aceite de ricino BIO de la marca Arganour, que incluso viene con un aplicador para las pestañas y las cejas, ya que se ha demostrado la eficacia de este aceite para el crecimiento y fortalecimiento del pelo de estas dos zonas. 

Desde la marca se centran en el poder del ácido ricinoleico, con "excelentes características para fortalecer y dar volumen a las pestañas, cejas y al cabello dañado y seco".

Concretamente, no solo sirve para cejas y pestañas, sino que además es muy utilizado para el cabello, sobre todo, para tratar de forma natural problemas como la sequedad, gracias a sus ácidos grasos, o la caída del pelo. Por tanto, sirve también para fortalecer, nutrir y reparar el pelo y el cuero cabelludo, además de evitar la caspa. 

Las ventajas del aceite de ricino para la piel

Al igual que sucede con el cabello, el aceite de ricino es perfecto para hidratar y nutrir la piel. Además, es un aceite rico en vitamina E y ácidos grasos, lo que lo convierte en un antiarrugas natural.

Igualmente, está específicamente recomendado para tratar las bolsas y arrugas que aparecen alrededor de los ojos, además de ayudar a combatir las estrías. Entre otros usos relacionados con la piel, está recomendado para las personas con tendencia al acné y, también es empleado como desmaquillante natural.

¿Qué beneficios tiene este aceite para las uñas?

Aunque su uso más extendido es en el cabello y las diferentes zonas de la piel, el aceite de ricino se puede aplicar también sobre las uñas debilitadas, más aún cuando en los últimos tiempos, se ha puesto muy de moda el uso de esmaltes permanentes o semi permanentes para lucir una manicura perfecta durante mas tiempo, algo que causa debilitamiento progresivo de las uñas.

Así, una vez retirado el esmalte, se puede aplicar aceite de ricino sobre las uñas, utilizando simplemente un algodón para poder aplicarlo cómoda y rápidamente sobre las uñas, dejándolo actuar para fortalecerlas y recuperarlas tras el uso de estos esmaltes.

La toxicidad del aceite de ricino: contraindicaciones 

El aceite de ricino, aunque se usa para todas estas partes del cuerpo y puede resultar beneficioso, puede estar contraindicado en algunas ocasiones. De hecho, aunque se lleva usando desde tiempos pasados para tratar problemas digestivos, se recomienda no hacerlo debido a la toxicidad demostrada del aceite de ricino si se sobrepasa la dosis recomendada. 

Además, desde el medio especializado Medicals News Today, indican que el ricino tiene una gama de propiedades prometedoras, pero que hay que tener en cuenta que la evidencia científica que respalda muchos de sus usos no es del todo concluyente. 

También explican que, en determinadas ocasiones, el aceite de ricino puede provocar reacciones alérgicas, casos en los que se recomienda detener su uso inmediatamente y buscar atención médica. Esos efectos secundarios más comunes son la irritación de la piel y el desarrollo de sarpullido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento