Logo del sitio

Científicos reviven en laboratorio un virus "zombi" que estuvo miles de años congelado en el permafrost

Deshielo del permafrost.
El permafrost puede ocultar patógenos con capacidad infecciosa.
TREE NATION

Uno de los grandes peligros del cambio climático reside en las enfermedades, dormidas y ocultas desde hace mucho tiempo, a las que podría volver a despertar.

Puede sonar extraño, pero el cambio climático puede permitir por ejemplo que los humanos entren en contacto con especies animales antes remotas que transmitan nuevas infecciones. O, también, el deshielo de zonas antes siempre heladas puede crear las condiciones para que patógenos sepultados retornen a la superficie y empiecen a replicarse.

El virus más antiguo revivido hasta el momento

Esta última amenaza es a la que intenta anticiparse un grupo de científicos de la Universidad Aix-Marseille que ha revivido e identificado 13 virus de diferentes clados a partir de muestras recogidas en el permafrost siberiano. El más antiguo de ellos tiene nada menos que 48.500 años, lo que lo convierte en el virus más antiguo que ha podido ser revivido hasta el día de hoy.

Concretamente, detallan en un manuscrito publicado en el servidor bioRxiv,  estos virus infectan amebas, un tipo de protistas unicelulares (de hecho, esta especificidad es intencionada) y son inofensivos para las personas. Pero la investigación, no exenta de polémica, demuestra en opinión de los autores que los virus congelados hace decenas de miles de años pueden ser aún patógenos activos y que esto da cuenta del grave riesgo que el deshielo del permafrost entraña para los seres humanos.

Con todo, hay que señalar que no se trata de la primera instancia de 'virus zombie' que vuelve a la vida tras miles de años congelado: estos mismos investigadores ya 'resucitaron' anteriormente un virus de 30.000 años de antigüedad, también rescatado del permafrost siberiano.

Adelantarse a una amenaza futura

Los virus resucitados en este caso se encontraron en diferentes muestras que incluían excremento congelado de mamut, lana de mamut y el contenido del estómago de un lobo siberiano.

Sea como sea, subrayan que el objetivo de esta investigación es entender el peligro que supone el deshielo y actividades como la minería en estos suelos permanente congelados, que pueden liberar no sólo virus sino también especies bacterianas que podrían llegar a ser infecciosas para los humanos.

Referencias

Jean-Marie Alempic, Audrey Lartigue, Artemiy E Goncharov, Guido Grosse, Jens Strauss, Alexey N. Tikhonov, Alexander N. Fedorov, Olivier Poirot, Matthieu Legendre, Sébastien Santini, Chantal Abergel, Jean-Michel Claverie. An update on eukaryotic viruses revived from ancient permafrost. bioRxiv (2022). DOI: https://doi.org/10.1101/2022.11.10.515937

Mostrar comentarios

Códigos Descuento