Acabada la Liga desde hace muchas jornadas para el Real Madrid, la mejor noticia blanca es la aparente recuperación de Gareth Bale, que además está marcando grandes goles. En los 3 últimos partidos, 4 tantos, y alguno de ellos de categoría, como por ejemplo el segundo que le marcó al Celta de Vigo.

Sabiendo que ni Benzema ni Bale son santos de mi devoción futbolística, ni me enamoran especialmente, y por supuesto sin infravalorar su calidad como futbolistas, lo cierto es quesi yo fuera madridista estaría bastante tranquilo, al ver como está Gareth Bale antes de la importantísima cita de Kiev.

A Zinedine Zidane también debe de convencerle el estado de forma y la predisposición de Bale, porque últimamente ha vuelto a contar más a menudo con el galés. No digo que vaya a ser titular junto a Cristiano Ronaldo, pero a 'Zizou' debe tranquilizarle saber que podrá contar con Gareth aunque sea a partir del minuto sesenta.

En Kiev, no creo que Zidane juegue con la 'BBC', porque le está dando buenos resultados el sistema del 1-4-4-2. Es seguro Cristiano Ronaldo, y la duda del ataque podría estar en el acompañante del portugués, pero en cualquier caso, el entrenador respirará tranquilo con el regreso del galés, que ahora hasta sonríe y disfruta viendo jugar a sus compañeros, e incluso aplaude las buenas acciones. Está integrado cuando hasta hace poco siempre se mostraba esquivo incluso al abrazo de sus compañeros.

En resumidas cuentas, ¿la vuelta? de Gareth Bale, porque con el galés nunca se sabe. Le ha dado oxigeno a Zidane, que cuando ahora se gire buscando aire fresco en el banquillo porque vea al equipo asfixiado, lo encontrará en Gareth Bale. El galés se está peleando con todos y contra todos en busca de la titularidad, y aunqnue esta no llegue, que al menos su entrenador sepa que la solución se llama: Gareth Bale 'el regresado'.