Los yihadistas consiguen 'victorias' parciales. Generan terror, como ayer en Londres, o antes en Bruselas o París o Madrid. Facilitan el crecimiento de los partidos ultraconservadores. Provocan incrementos de seguridad que convierten en armas sospechosas a ordenadores o tabletas... 'Victorias' parciales, pero solo parciales.