El Día contra la trata recuerda el sufrimiento de las personas explotadas en calles, polígonos y carreteras... a nuestro lado. España es destino preferido de los traficantes pero tiene también instrumentos legales y policiales para combatirlos. El país abre hoy un paréntesis vacacional, pero la urgencia de gobernar, de atender las necesidades de todos, incluyendo a los más desvalidos, no puede tener tregua.