Hubo un tiempo no lejano en el que los móviles solo servían para llamar por teléfono, ¿recuerdan? y en el que las grandes 'telecos' -que llamábamos 'telefónicas'- peleaban por el precio de las llamadas. Hoy, los usuarios de móviles en todo el mundo dedican un 55% del volumen de datos de su teléfono a ver videos (Ericsson Mobility Report); y casi la mitad de los españoles ya tiene una smart TV (una tele conectada a Internet) en casa; con lo que la guerra de las telecos se libra por 'Juego de Tronos', la Liga de Fútbol o 'House of Cards'.

Todo empezó con lo que las telecos dieron en llamar 'doble' y 'triple play'. Dado que los ciudadanos hablaban cada vez menos por teléfono, las compañías de telecomunicaciones decidieron añadir a sus servicios de voz (poco diferenciales) los paquetes de datos para navegar por Internet (doble play) y nuevos canales de TV (triple play), unificando todo en una factura. Telefónica pasó a ser Movistar, Vodafone creó su servicio One y Orange hizo lo propio con Love. Pero si en el mundo de las redes la competencia es -por esencia- limitada, en el de los contenidos la confrontación es internacional.

Ejemplares en PDF de MiBolsillo

Mientras las grandes telecos españolas se afanaban por ofrecer más canales y más gigas, las nuevas plataformas de TV de pago internacionales empezaron a aterrizar en España cargaditas de series de bandera: Netflix llegó 2015, y HBO y Amazon Prime TV lo hacían a finales del 2016. Y esos mismos españoles que -según tantos expertos- no pagarían nunca por nada, empezaron a sumarse en manadas a la TV por suscripción. En menos de tres años, Netflix ha alcanzado casi 1,5 millones de hogares españoles, según la CMT: no muy lejos de los 2,16 millones del líder de mercado de la TV de pago en España -Movistar-, y por encima de la segunda teleco Vodafone con 900.000 clientes de televisión.

Una nueva guerra 'ampliada' entre telecos y plataformas de TV que está forjando alianzas sorprendentes. Si el año pasado el presidente de Telefónica Gilpérez se rebelaba ante los periodistas por la comparación con Netflix ("¿Dónde está el fútbol en Netflix? ¿Y el cine?... No jugamos en la misma liga!"), hace solo dos meses, el CEO Álvarez-Pallete 'firmaba la paz' y anunciaba la integración de Netflix en "las plataformas de vídeo y TV" de Telefónica; algo que Vodafone ya había hecho hace un par de años con Netflix y HBO. Eso sí, se trata 'solo' de facilitar la conectividad y acceso. Habrá que seguir pagando por separado ;-).