Como mujer española quiero agradecerle su enorme contribución a la igualdad de género. Hablar de portavozas es feminismo, y no promover políticas que solucionen la tasa de paro del 18,4% (es del 15% entre los varones), la diferencia en el salario por hora medio bruto entre sexos del 14,9%, el escaso 20% de presencia femenina en los consejos de administración de las grandes empresas, las 16 semanazas de permiso por maternidad, las 49 muertas por violencia machista de 2017...