Con el corazón partío. Así veremos la final de Eurovisión. Por un lado, la adoración de los Almaiers a la pareja; por otro, el enfado de los eurolovers, que preferían Lo malo a este «tostón». Ni la insistencia de TVE ha conseguido que esta sea Tu canción... Pero el problema no es que canten una balada ni que la puesta en escena sea minimalista (así ganó Sobral), sino que a los españoles no hay quien nos ponga de acuerdo, salvo en una cosa. ¿Cuándo empieza el Mundial?


Información relacionada: