Nos va a hacer falta sangre fría. Más que nunca en los últimos años en España. De aquí al 1 de octubre, cada día tendrá su afán y será un afán tenso, convulso, caliente. Perdonen el recurso a la frase hecha, pero ahora sí que llegan los días decisivos. Mire y lea arriba o abajo en esta página. Ante todo, sangre fría. Habrá muchos interesados en que perdamos la calma, apelarán a nuestras vísceras, pero ahora hay que activar la inteligencia y la razón. Los días de trueno pasan y luego habrá que seguir conviviendo.