9 argumentos y 10 propuestas para Pedro Sánchez

FRANCISCO PARRA LUNA (Catedrático emérito de la UCM)

D. Pedro Sánchez

Sr. Secretario General del PSOE

Me figuro que usted sabrá cómo responder al candidato  Sr. Rajoy en el Congreso. Aun así, permítame, por si valieran para algo, los siguientes argumentos:

1.    El PSOE es un partido serio, que si se mantiene en el no es no, no lo hace por cabezonería, ni en venganza porque usted no me votó cuando mi intento de investidura, …..lo hace por sentido moral.

2.    Una moral que se deriva del estado de corrupción generalizado en el PP,  donde ya sobran las palabras (desde usted  con su “Luis se fuerte”,  hasta su partido por la destrucción de pruebas). Y porque de la Gurtel a la Púnica, de las Tarjetas Black a los Concejales de Valencia, ha sido demasiado.

3.    Usted presume de crecimiento económico, pero la Economía tiene en realidad dos dimensiones: crecimiento y redistribución. Y según datos internacionales España es uno de los países del  mundo donde más han crecido las desigualdades económicas.

4.    Usted presume de haber evitado el rescate por la Troika. Pero en el fondo no ha sido así. Se rescató a los bancos españoles  que ahora pagamos todos los contribuyentes.

5.    Su mandato se ha caracterizado por rebajar ostensiblemente los programas sociales más importantes como Educación, Sanidad, Dependencia  y Justicia. Aunque eso si, jaleado por las élites económicas interesadas, internas y externas.

6.    Usted dice que ha creado empleo, pero no es cierto. Lo que ha logrado es:

a)  crear trabajo precario;

b) peor pagado y

c) hacer que muchos parados se hayan ido de España contribuyendo a dulcificar superficialmente la cifra del paro. Incluidos muchos jóvenes talentosos españoles.

7.    Pero lo que resume su inadecuada política laboral es la histórica disminución de la hucha de la Seguridad Social, derivada lógicamente de la disminución de población empleada, la precariedad y los bajos salarios. Y como ahora  la moneda no se puede devaluar usted ha optado por devaluar el trabajo.  Los pobres más pobres y los ricos más ricos. Si señor, muy ético. El escaso remanente que queda de la Seguridad Social viene a ser  la “prueba del algodón” de su política laboral. Y aparecer, semana tras semana, en la prestigiosa revista The Economist, con el segundo índice más alto de paro del mundo es algo duele ver.

8.    Como lo es también el incremento de la deuda pública que,  al superar el 100%, dobla prácticamente el nivel que dejó el Presidente Zapatero y  marca un triste record histórico.

9.    Y finalmente, usted ha logrado que el independentismo catalán  se haya incrementado durante su legislatura. Y todo porque usted es incapaz de contemplar la posibilidad de integrar mejor  a la sociedad catalana en España de forma totalmente legal.

Sr. Sánchez, sus técnicos podrán precisar, añadir o representar gráficamente los datos estadísticos justificativos. Y ante este pasado, es lógico que solo prefieran seguir en esta línea  los 137 parlamentarios del PP y seguramente por mera  disciplina, pero donde el resto (213) preferirán un cambio en la gestión política.

Y de cara a ese posible cambio, he aquí diez líneas de acción posibles:

1.    Una política de regeneración democrática que recupere principios abandonados por el gobierno anterior y que persiga no repetir los episodios y hechos mencionados.

2.    Una política económica socialdemócrata que sea capaz de integrar crecimiento y mayor igualdad redistributiva.

3.    Una política social que, como mínimo, recupere los niveles de educación, sanidad, dependencia y justicia anteriores.

4.     Una política científica de mayor calado que sea capaz de aprovechar al máximo la considerable cantidad de jóvenes ingenieros y licenciados que han de marcharse al extranjero por falta de medios para investigar.

5.    Una política internacional equilibrada en sus diferentes frentes:

A) Potenciar la Unión Europea, pero al tiempo que se consiguen, para casos excepcionales, mayor flexibilidad en el cumplimiento de los déficits públicos.

B) Potenciar la colaboración con todos los países hermanos iberoamericanos.

C) Proseguir con nuestra especial y amigable colaboración con los Estados Unidos de América.

D) Potenciar nuestra colaboración y amistad con el resto de los países del mundo, siempre bajos los principios de Justicia, Libertad y Paz o Seguridad.

6.    Una política respetuosamente laica que sea capaz de integrar nuestras tradiciones cristianas con el resto de las religiones, fundadas siempre en el respeto mutuo.

7.     Una política cultural que asuma las nuevas necesidades de libertad y justicia  como la igualdad por género, el respeto a las inclinaciones sexuales o la muerte digna.

8.    Una política medioambiental que apueste decididamente por las energías renovables  no contaminantes y  potenciando en paralelo programas especiales de investigación científica en este sentido.

9.    Una política de integración ideológica que permita gobiernos de coalición  multipartidos siempre con el compromiso de remar al unísono con la vista puesta en programas concretos, cifrados y asumidos.

10.    Una política de seguridad jurídica e institucional que potencie las inversiones productivas de capital extranjero.

Al  final de este discurso, con estos diez puntos firmemente comprometidos, no es difícil asegurar que la mayoría absoluta de los miembros de la cámara votarán su candidatura si se garantiza por escrito la realización de un tal programa.

Dada la diversidad de partidos existentes en nuestro Parlamento, un gobierno de concentración donde estén presentes los principales partidos que estén por el cambio, lejos de ser una amalgama inviable como algunos ven, será un ejemplo de ductilidad, moderación y colaboración democráticas, así como prueba evidente de capacidad de diálogo y de un  elevado  nivel de sofisticación y modernidad políticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento