El año 2018 arrancó con fuertes subidas del gas (6,2%) y la luz (10%). También se encareció la telefonía. A esos latigazos se suma ahora el de la gasolina, que se ha disparado en lo que llevamos de año hasta los 1,30 euros por litro (el precio más alto en los últimos tres años).Sólo en abril ha ascendido en 4,5 céntimos por litro de media en España.

Las petroleras se escudan en la subida del precio del barril de Brent a nivel mundial, pero el ministro de Industria, Álvaro Nadal, promete estar "vigilante" para evitar que impongan márgenes abusivos a su favor (y por tanto en contra del bolsillo del ciudadano).