Quizá a muchos lectores, incluso a los melómanos, no les suene el nombre de Antonio José. Sin embargo, se trata de un importante compositor cuya vida se truncó prematuramente, cuando le faltaban un par de meses para cumplir los 34 años.

Un pelotón de falangistas lo fusiló el 9 de octubre de 1936 en el monte de Estépar (Burgos), junto a veintitrés hombres más
Antonio José murió asesinado durante la Guerra Civil. Un pelotón de falangistas lo fusiló el 9 de octubre de 1936 en el monte de Estépar (Burgos), junto a veintitrés hombres más a los que sacaron de la cárcel con una orden de libertad firmada por el gobernador civil que, en realidad, era una condena a muerte. Su hermano mayor, Julio, maestro y periodista, corrió su misma suerte unos días después. Los restos de ambos hermanos yacen en alguna fosa común, en mitad del páramo.


Nuestro compositor no militó en ningún partido político, pero sus simpatías izquierdistas eran bien conocidas. Salud y República, o lo que es igual, bonhomie et euphorie, escribió en una carta de 1931. Bonhomía y entusiasmo fueron dos cualidades que, desde luego, no le faltaron al "músico poeta", tal y como le denominó Antonio Ruiz Vilaplana en Doy fe, un estremecedor libro testimonial sobre los primeros meses de la Guerra Civil en Burgos.


Antonio José amaba las obras de los impresionistas franceses y también la música folclórica castellana, que recopiló, transcribió y utilizó en sus propias composiciones, especialmente en las que interpretaba con el Orfeón Burgalés. A su muerte dejó sin concluir la orquestación de una ópera inspirada en el Quijote titulada El mozo de mulas. Aunque parezca mentira, esta obra todavía no se ha estrenado (¡patronos del Teatro Real o del Liceo, tomen nota!).

A su muerte dejó sin concluir la orquestación de una ópera inspirada en el Quijote
Durante estos días melancólicos del otoño, Burgos recuerda su figura y su obra en numerosos actos. Esta tarde, en la Casa de la Cultura de Gamonal, la asociación universitaria Derechos Humanos y Memoria Pública ha convocado un homenaje al compositor. Allí se volverá a escuchar la voz de Antonio José (encarnado por el actor Javier Gil) y también su música, tanto la propia como la folclórica que recopiló en su cancionero (participará un nutrido grupo de músicos, entre otros el pianista Diego Crespo y el violinista Diego Galaz).


El día 9, aniversario de su muerte, la Peña Antonio José le recordará con dos ofrendas: por la mañana, en el monumento al músico erigido frente al antiguo conservatorio de Burgos; por la tarde, en el propio páramo de Estépar donde le arrebataron la vida. Esa misma fecha, en Población de Valdivielso (muy cerca de Valdenoceda, donde hubo un terrible presidio que es otro de los símbolos de la represión contra los republicanos), el barítono Luis Santana y el pianista Antonio López interpretarán obras de Antonio José y repetirán el concierto en Burgos, en la Casa del Cordón, el día 11.


El día 14, en este mismo escenario, el grupo El Caracol Andador evocará las figuras del compositor burgalés y del poeta Federico García Lorca a través de las melodías tradicionales que estos artistas tanto amaron y se preocuparon de transcribir (y el 15 El Caracol viajará con sus instrumentos a las Merindades para dar la misma función en Villarcayo). Por fin, el domingo 16, la Orquesta Sinfónica de Burgos tocará Evocaciones de Antonio José en su primer concierto de la temporada (y con ella, Le tombeau de Couperin; a Antonio José le habría encantado coincidir en un programa con su admirado Ravel).


Hay muchas más iniciativas (conferencias, mesas redondas), pero me gustaría destacar una: la grabación de un documental sobre el compositor que están realizando Gregorio Méndez, Enrique del Rivero, Sergi Gras y Luis Mena. En la página web de Verkami pueden ustedes conocer todos los detalles del proyecto y aportar un donativo, porque la película se está financiando con una colecta popular.


Ojalá que este ambicioso documental y el resto de actos ayuden a terminar con el desconocimiento que existe sobre la figura y la obra de nuestro músico poeta, el llorado Antonio José.