La tensión poder/cooperación

PEPE CERVERA. EXPERTO EN TECNOLOGÍA
Pepe Cervera, columnista de 20minutos.
Pepe Cervera, columnista de 20minutos.
20MINUTOS.ES

Las relaciones humanas incluyen siempre una competición por el poder en la que cada lado quiere ser el que tenga el control; algo contradictorio con el hecho de que las mayores hazañas humanas se llevan a cabo cooperando.

Esta tensión resulta especialmente palpable en el mundo del trabajo. Aquí la cooperación es la esencia, ya que empleador y empleado tienen que trabajar en conjunto. A largo plazo los conflictos se acaban resolviendo por la vía de la costumbre o por la de la legislación, pero cuando las circunstancias cambian, la contradicción puede resultar evidente. Como acaba de revelar la sentencia europea sobre la intimidad en las comunicaciones electrónicasen el trabajo y sus límites.

Poco inteligente es el trabajador que no sabe que las herramientas que pone a su disposición el empleador pertenecen a la empresa, y que abusar de ellas tiende a acortar la vida laboral. Sea un soldador, una grúa o el coche de empresa si el trabajador lo utiliza para sus fines particulares, el empleador acabará por hacérselo pagar.

Y a la vez torpe es el empresario que pretende controlar no solo las acciones de sus empleados, sino hasta su mente, su tiempo y sus esfuerzos, porque la falta de confianza eliminará la colaboración de sus empleados generando rencor y desgana.

Cualquier abuso de ambas partes acaba envenenando la relación, por lo que conviene a ambas ser listos y conocer sus límites. La sentencia, que reparte responsabilidades y permite el espionaje siempre que sea abierto y justificado, así lo subraya.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento