Días de récords. El de turistas, que sustenta la economía nacional. Y el de donación de órganos, que muestra la potencia de la sanidad española. En ambos somos líderes. Pero, ojo: si sobreexplotamos el turismo, podemos morir de agotamiento. Ya hay alertas de ello. Así que más nos vale alimentar la economía con modelos que copien el éxito de la ONT