Hay 2 millones de personas en el extranjero con derecho a voto. Constituyen el llamado Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) y potencialmente podrían hacer bailar el reparto de escaños en alguna provincia. Algo parecido pasó en Austria en la segunda vuelta de las presidenciales. Con los votos al cierre de urnas el candidato de la ultraderecha austriaca habría sido nombrado Presidente, pero acabó ganando el candidato ecologista una vez que se sumó el voto por correo.

En las elecciones del 20-D, Podemos fue el partido más votado desde el exteriorDe hecho el voto exterior ya ha sido decisivo aquí en alguna ocasión. En las autonómicas de Asturias de 2012 los votos desde el extranjero le acabaron dando al PSOE un escaño que provisionalmente había ido para Foro Asturias. No olvidemos que los resultados de la noche electoral sólo tienen en cuenta los votos emitidos dentro del territorio nacional. Esos resultados son los provisionales. Para los definitivos hay que esperar unos días a la proclamación de las juntas electorales provinciales incluyendo los votos del CERA.

Por lo que sabemos de elecciones anteriores, el voto exterior iba en mayor proporción para el PSOE. En las últimas elecciones del 20 de diciembre sin embargo Podemos fue el partido más votado. En comparación con los votos en territorio nacional, en el exterior ganaron proporcionalmente los partidos nuevos: Podemos y Ciudadanos recibieron fuera 6 y 2 puntos porcentuales más, respectivamente. La explicación no es solo que el censo de españoles en el extranjero sea más joven, sino también que votar desde fuera es más complicado y lo hacen más electores con especial interés por la política.

Con la aprobacion de la Ley de Memoria Histórica, los hijos y nietos de españoles exiliados adquirían el derecho a votarPero para que tuviera efecto el voto exterior la participación debería ser alta. Aunque ha aumentado mucho los españoles en el extranjero, la participación ha bajado porque la introducción del voto rogado hace más costoso votar desde el extranjero. El aumento del censo exterior no se explica sólo por jóvenes españoles que han salido fuera a trabajar. La nueva emigración española explica parte, pero el gran incremento se produjo con la aprobación de la Ley Memoria Histórica, con la que hijos y nietos de españoles exiliados adquirían la nacionalidad española y por tanto el derecho a votar. No es casual que un cuarto de los residentes ausentes vivan en Argentina y México. A efectos del CERA tan español es un joven madrileño trabajando en Londres que un nieto de exiliados que quizá nunca pisó España.