Carta a una 'influencer': Dulceida

Luis Pardo. Periodista
Luis Pardo. Periodista
20 minutos

¿Qué es una influencer?, dices mientras clavas en mi pupila el objetivo de la cámara dual de 12 Mpx con gran angular de tu iPhone X. ¿Qué es una influencer? Una influencer eres tú.

¿Qué hacéis las influencers? Al igual que los catalanes, hacéis cosas pero, a diferencia de ellos —y del conjunto de los mortales—, solo cosas bonitas, divertidas y, sobre todo, cuquis. Tan cuqui como darte un superbaño reparador en una capital africana afectada por la sequía o regalarles gafas de sol a unos adorables niños negros para que vean la vida a través del mismo filtro de Instagram que tú. Quizá sigan pasando hambre o carezcan de vacunas, sí, pero a partir de ahora lo harán de una forma cuqui.

Se os critica mucho, pero no sois más frívolas ni superficiales que los millones de personas que viven su vida a través de la vuestra. No tenéis nada que envidiar a la gran mayoría de actores, deportistas (¿cuántos jugadores de la NBA porfían en que la Tierra es plana?) o cantantes (recordemos a David Bisbal y sus "poco transitadas" pirámides de Egipto). En cuestiones de cultura general, seguro que lo haríais al menos tan bien como los concursantes de Supervivientes. Además, casi todas habláis inglés con fluidez, y eso no puede decirlo ni siquiera el presidente del Gobierno (tienes su nombre en la punta de la lengua, ya lo sé...).

Por eso, tampoco entiendo el revuelo provocado por el comportamiento –esperable– de Dulceida. En su burbuja de realidad ficcionada nunca ocurre nada malo: la comida nace en las bandejas, el champán brota de las fuentes y el crédito es ilimitado. ¿Cómo iba ella a sospechar que el agua podía ser un lujo? A vosotros —príncipes de Instagram, reyes de Youtube— nadie os susurra, ni siquiera por DM, "recuerda que eres mortal"; como mucho, "la batería se está agotando" o "imposible acceder a la red wifi". Y así es muy difícil estar en el mundo.

"¿Qué es una influencer?", me preguntabas. El tuitero y humorista Tian Lara (@soyTian) lo tiene claro: "Influencer es esa maestra que consigue que 30 niños se laven los dientes, tú eres un gilipollas con internet en el móvil".

Hoy, los gilipollas con internet en el móvil somos legión. Pero solo los elegidos (y elegidas; aquí no hay techo de cristal) podéis vivir de ello; a lo grande, como vuestro público exige. Mientras, a quien curra doce horas al día por un sueldo de mierda y no entiende qué os hace especiales, eso le da rabia. Mucha. Y, cuando la cagáis, estalla.

(Si te gustó, suscríbete, dale like y comparte).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento