No han pasado ni tres años desde las últimas generales, pero las listas que han elaborado todos los partidos muestran la magnitud del terremoto sufrido. El más destacado, el del PP. Ninguno de los que acompaña a Casado en los cinco primeros puestos fue antes diputado. En Cs, Rivera se ha tenido que traer a Arrimadas; Iglesias se ha dejado en el camino a Bescansa y a Errejón y, en cuanto a Sánchez, ha llegado a prescindir del referente feminista de su partido en Madrid solo porque apoyó a Susana Díaz. Años de tormenta y puñaladas.

Información relacionada