Montoro ha dado una muy buena noticia a los más de 3 millones de funcionarios: este año les subirán el sueldo aunque el Congreso no sea capaz de aprobar los Presupuestos. Es justo para los empleados públicos, que no tienen por qué pagar la crispación política. ¿Pero significa que el Gobierno asume que no se aprobarán las cuentas? PP, C’s y PNV nos deben una explicación.

Contenidos relacionados: