Las encuestas que manejan lo dejan bastante claro: el PSOE podría ganar hasta 14 diputados más si se repiten las elecciones generales. La tentación es alta y el riesgo parece bajo. Si, además, Podemos les da excusas para no pactar, ¿qué podría fallar? Algunos creen que nada; otros muestran vértigo, que la política no está para muchas previsiones.

Así que, aunque parece que vamos a elecciones, no descartemos aún algún giro de guion. De eso, en Podemos y el PSOE saben mucho.