Todos los gobiernos que ha tenido España han sido monocolor. González, Aznar, Zapatero y Rajoy terminaron sus mandatos en esa España bipartidista sin tener que sentar a sus socios en el Consejo de Ministros.

Ahora, Iglesias pide romper con esa dinámica y Sánchez lo rechaza. Aún no sabemos si alguno cederá o si acabará en nuevas elecciones.

Lo que hagan, mejor que sea rápido, que este país lleva ya cinco meses sin que su gobierno haya promovido un solo proyecto de ley.