España envejece y, según avisa el Banco de España, la caja de las pensiones no va a dar de sí. En 2050, por cada mayor de 66 años, solo habrá dos personas en edad laboral. Pinta un escenario complicado y pide al Gobierno que pacte ya "una reforma de calado" que «preserve la equidad entre generaciones».

Los partidos deberían poner en ese pacto por las pensiones al menos tanta diligencia como la que van a demostrar en estas semanas para repartirse las Alcaldías y las presidencias autonómicas.