El paro volvió este lunes a darnos un susto: vivimos el enero con más destrucción de empleo de los últimos cinco años.

El dato confirma otros nubarrones, como los mostrados por la Autoridad Fiscal y el Banco de España, críticos con los presupuestos de Sánchez.

Y para completar el escenario, ERC y PdeCat –sus teóricos socios en el Congreso– anunciaron que le enmendarán los presupuestos.

La economía resistió al inestable 2018, pero el Gobierno no debería tentar demasiado la suerte en este 2019. No parece el mejor año para hacerlo.

Noticias relacionadas: