España tiene un grave problema demográfico. La base de la pirámide poblacional (esa que guía a los expertos de las pensiones) es cada vez menor.

Los jóvenes apenas tienen hijos, y no solo por los sueldos, también por lo difícil que es conciliar niños y trabajo. Faltan medidas. Lo saben bien los diputados, que son los responsables de aprobarlas.

En el Congreso no tienen baja paternal... pero sí guardería. Ahí salen ganando.

Noticia relacionada: