He visto una de las entregas de Proyecto Bullying. La protagoniza una niña a la que en el cole llaman "puta", "gorda", "apestada"... Esa niña tuvo el valor de denunciarlo y de dejar que se grabara. Acudió con una cámara oculta a su colegio y las imágenes, en las que es imposible reconocer a nadie, dejaban clara la crudeza del acoso escolar.

Este vídeo, que no se verá por la prohibición de la Fiscalía de Menores, habría supuesto un shock para quienes lo vieran, padres y alumnos, y su emisión un revulsivo para denunciar este problema complejo para el que las soluciones son a veces demasiado lentas. La decisión de las fiscalías es sumamente exagerada y taxativa. Cuando un problema se ve, la sociedad se conciencia... Y la solución está más cerca.

Opinión relacionada al artículo:

TELEVISIÓN:
'Mediaset denuncia las trabas a 'Proyecto Bullying' con un especial'.