(Ella) Me apetece tanto verlo... Voy a escribirle y decírselo. Whatsapp. Está en línea. Igual me va a escribir él. Sale. Ah, pues no. No debería escribirle. Ali dice que no lo haga, que si le interesa escribirá él. Salgo.

(Él) Me apetece tanto verla... Le voy a decir que si quedamos. No está en línea. ¿Estará ocupada? Acaba de entrar. Igual me escribe. Voy a salir, que no parezca que iba a escribir yo. A ver si me escribe. Tarda. Entro. Ha salido. Pues no entró a escribirme a mí. No querrá quedar. Quizás no tenga ningún interés por mí y yo me estoy ilusionando.

Me encanta escuchar lo que quiere contarme con esa ilusión que le pone al hacerlo

(Ella) Tal vez no le guste, no tenga ganas de verme. Podría ser. Pero estamos tan a gusto juntos... Me pasaría horas charlando con él. La verdad es que todo me apetece con él: pasear, tomar un café, salir a cenar, a correr, al cine, dormir abrazados, desayunar... Y besarle. Nos besamos tan bien... ¿Sentirá él lo mismo?

(Él) Qué bonita es. Y su sonrisa, tan alegre. Me encanta escuchar lo que quiera contarme con esa ilusión que le pone al hacerlo. Cada día me gusta más y me asusta. ¿Le pasará a ella también? Puede que no. Pero hemos quedado varias veces ya, por algo será, ¿no? Aunque no parece que tenga demasiado interés. Suelo ser yo quien le dice que quedemos, ella debe de tener otros planes. Yo haría todos mis planes con ella, me apetece todo a su lado.

(Ella) ¿Qué hará hoy? ¿Y mañana? Por mí hoy iríamos a cenar y mañana al cine. Estrenan esa película de la que hablamos. Sería genial. Y pasado podríamos ir a comprar la mesa para la cocina que necesito. Se ofreció a acompañarme, ¿lo diría por decir? Porque no es un plan muy divertido... Quizás tampoco le apetezca ir al cine ni a cenar. Si le apeteciera, me lo diría, está claro. Si le gustase, me llamaría y quedaríamos. Siempre que hemos quedado ha sido por mí. Nunca sale de él. Tiene razón Ali. Si quiere verme me llamará él. No voy a escribirle más. Pero, buff, cada día pienso más en él...

(Él) Me muero por verla, ¿está empezando a gustarme demasiado? Seguro que ella no siente lo mismo y voy a acabar pasándolo mal. Me he llegado a imaginar lo que sería compartir los días con ella. Vivir juntos sería bonito. Estoy loco, ¿qué hago pensando eso si ni siquiera me escribe? Se acabó, si quiere que sigamos viéndonos me llamará. Las mujeres son así, si les gusta alguien se lo dicen. Si no lo hace, no le intereso. Es tan guapa... Tendrá a mil tíos alrededor, le gustará alguno.

Llegué a imaginarnos viviendo juntos. Estoy loca, no le gustaba. Estará con alguna

(…)

(Ella) Hace dos meses que no sé de él, me gustaba tanto... Llegué a imaginarnos viviendo juntos. Estoy loca, no le gustaba. Estará con alguna, seguro.

(Él) Más de dos meses ya... Definitivamente estaba con otro y yo solo fui un pasatiempo. A otra cosa.

"Cuánto mejor nos iría si lo que saliera del corazón fuera directamente a la boca sin pasar por la cabeza", escribió ella en su Twitter.