Conducimos, atropellamos, nos atropellan y en el 43,4% de los casos morimos al volante borrachos o drogados. No es un encuesta, son los datos que la DGT ha puesto sobre la mesa: casi la mitad de conductores fallecidos y el 38,5% de peatones atropellados en año pasado "había consumido". De bien poco nos sirvió el Si bebes, no conduzcas.

Información relacionada