El TSJC ha optado por condenar por desobediencia y absolver de prevaricación a Artur Mas, Ortega y Rigau por el  9-N, y rebajado al mínimo la pena de inhabilitación. Supone, eso sí, que Mas no podrá ser candidato a las elecciones catalanas si estas son próximas. Él que se veía de nuevo president.