Mañana podremos decir bien alto aquello de "¡Por fin es viernes!" porque será el día en que, tras semanas y semanas de marear la perdiz, sabremos por fin la fecha y la pregunta del referéndum que convocará el Govern de forma unilateral ya que ha sido, y es imposible, que el referéndum sea acordado. 

Los domingos señalados en el calendario como posibles son el 24 de septiembre y, los más probables, el uno o el ocho de octubre y el anuncio se realizará oficialmente en el Palau de la Generalitat con el Govern en pleno liderado por Puigdemont y Junqueras junto a todos  los diputados de Junts pel Sí que ya han sido convocados. 

El de este viernes es un paso más para cumplir con la hoja de ruta del Govern de Carles Puigdemont que en septiembre del año pasado prometió en sede parlamentaria el "referéndum o referéndum" en otoño de 2017. Desde entonces hasta ahora el Govern ha ido construyendo la vía unilateral mientras el Gobierno de Rajoy no ha abierto la puerta al diálogo en ningún momento.

Sí, mañana sabremos fecha y pregunta pero la verdadera cuestión quedará aún por resolver: en qué quedará el referéndum, cuál será su validez si no es acordado: ¿Será otro proceso participativo como el 9-N?