Voy a ser sincera. Hay algo en él que me desconcierta. Cómo mira, cómo se mueve, la imagen de pareja perfecta que intentan siempre proyectar. Algo que no me encaja. No me acabo de creer esa foto de absoluta perfección. La verdad. Pienso que oculta algo oscuro, pero, oye, no le conozco, así que voy a practicar lo que tanto repito cada día: no hay que prejuzgar a la gente solo por su aspecto. Así que vayamos a los hechos.

A Kushner le hemos visto muy cerca de Trump, durante la campaña y después

Los hechos son que Jared Kushner va a tener que ir al Senado a explicar por qué, con Obama todavía en la Casa Blanca, se reunió con el embajador ruso en Washington y con el responsable de un banco ruso que para los servicios secretos tiene mucho que ocultar. De hecho es uno de los bancos sancionados por la Administración Obama tras la anexión de Crimea por parte de Rusia. Estábamos en plena campaña electoral, con su suegro ganando la proclamación del partido republicano y en las encuestas muy lejos de la candidata demócrata, Hillary Clinton. Kushner va a tener que responder a muchas preguntas: ¿por qué se reunió con ellos y para qué?, ¿sobre qué hablaron? A Kushner le hemos visto muy cerca de Trump, durante la campaña y después. De hecho, su suegro le nombró asesor de la Casa Blanca sin tener preparación alguna; bueno, una muy importante: estar casado con su hija Ivanka.

Trump ha dicho que pongamos la Fox para informarnos de forma veraz

Ahora, el hombre que susurra al oído de Trump es citado para aclarar por qué se reunió con los dirigentes rusos en una investigación que intenta aclarar qué papel jugó Rusia en las elecciones americanas. Una investigación que cita a declarar al círculo más próximo del presidente de Estados Unidos. A su yerno, a su asesor estrella en la Casa Blanca. La investigación se centra en si el núcleo duro del hombre que acabó ganando las elecciones en Estados Unidos supo o maniobró para que Rusia interfiriera en esas elecciones. Grave, muy grave. Y ¿qué ha dicho Trump? Que esas acusaciones son patrañas (lo ha dicho vía Twitter, por si tenían alguna duda). Y nada más. Lo que Trump no ha explicado es por qué su yerno se reunió en su casa con los responsables rusos, la cita se celebró en la Torre Trump. Ah, bueno, sí, Trump ha dicho algo más: que pongamos la Fox para informarnos de forma veraz sobre lo que está ocurriendo. Por cierto, que la Fox, tras saberse que Kushner va a ser citado a declarar, lleva horas informando sobre las supuestas conexiones del jefe de campaña de Hillary Clinton (John Podesta) con Rusia.

Pero en esta espiral de pasmarnos con todo y que todo siga igual en la que vivimos últimamente, efectivamente la citación del yerno de Trump no cambiará nada o muy poco lo que el presidente de la Casa Blanca vaya a hacer. Desde su administración ya han dicho que Kushner va voluntariamente y que esos encuentros con los dirigentes rusos eran habituales durante la campaña, había que tender puentes con representantes de otros gobiernos, dicen. Pues nada.