HELENA RESANO. PERIODISTA

'Bugchasing'

Prueba del VIH.
Prueba del VIH.
CREU ROJA - Archivo

Bugchasing. Quédense con la palabra porque lejos de ser una nueva moda para cocinar de forma más sana o un nuevo deporte para estar en forma, la palabra esconde una nueva moda que pone los pelos de punta. Su traducción al castellano podría ser algo así como "perseguir el bicho" y es exactamente lo que hacen quienes practican esta enorme estupidez: persiguen poder contagiarse del VIH. Es la versión moderna de la ruleta rusa de hace siglos.

Sí, lo han entendido bien. Hay una especie de corriente entre el colectivo LGTBI que practica y busca en páginas especializadas personas que tengan el virus del sida para poder mantener relaciones con ellas y ver si, en esa especie de ruleta rusa moderna, logran contagiarse. Buscan de forma consciente contraer el VIH.

Unos dicen que lo hacen porque les excita el riesgo, jugar a contagiarse eleva el placer según ellos. Otros, porque quieren saber cómo se sienten los enfermos de sida; tienen algún amigo, conocido, expareja que ya se ha contagiado y creen que si ellos también la contraen, sabrán entenderles mejor. No intenten razonar, no hay cabeza en todo esto y sí mucha estupidez, disculpen. Otros simplemente dicen que lo practican porque está de moda.

Los especialistas están exactamente igual que usted, completamente escandalizados y desconcertados. Creen que haber logrado mantener con vida a los enfermos con una relativa calidad de vida ha provocado que se frivolice con la enfermedad así. Se le ha perdido el miedo. Se ha dejado de hablar de ella en los medios, en la calle. Se ha normalizado de tal forma que, incluso, se ha creado una moda tan peligrosa como esta.

Hay páginas especializadas para contactar entre ellos. Usan hasta hashtag específicos. Gente joven que busca y pide efectivamente encuentros esporádicos con gente que pueda contagiarle. Pero no solo en la web. En grandes ciudades existen locales cuyo negocio es precisamente ese, ofrecer sexo a desconocidos con el único requisito de no usar ningún tipo de protección. Quien entre sabe a lo que se expone o al revés: solo entras si quieres contagiarte.

Está claro que la estupidez es un copyright exclusivo de los humanos.

Noticias relacionadas:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento